<
>

La de Urshela entre las mejores temporadas de los colombianos

play
Histórica temporada para colombianos en Grandes Ligas (1:39)

El máximo representante de los peloteros neogranadinos, Giovanny Urshela, repasa la actualidad de sus compatriotas en el béisbol de Estados Unidos. (1:39)

BOSTON -- Con su inesperada y espectacular actuación esta temporada con los New York Yankees, el antesalista Gio Urshela entra a un terreno que hasta ahora estaba reservado para los torpederos Edgar Rentería y Orlando Cabrera, por mucho los dos mayores referentes del béisbol colombiano en la historia de las Grandes Ligas.

Urshela, quien arrancó el año como un jugador sin espacio en el roster de 40 protegidos de los Yankees, bateó el miércoles el primer cuadrangular como bateador emergente de su carrera y el #20 de la temporada, cifra récord para un pelotero colombiano. La marca anterior era de Cabrera, con 17 en el 2003.

Urshela entró al fin de semana bateando .328 con 34 dobles, 70 carreras impulsadas y 69 anotadas en 119 juegos. Con 3.6 WAR (Victorias sobre Nivel Reemplazo), versión de Baseball-Reference.com, el antesalista puede reclamar un lugar en la modesta lista de actuaciones más sobresalientes de todos los tiempos para jugadores nacido en Colombia.

"Es increíble lo que me está pasando. Ha sido un año especial en mi carrera", dijo Urshela, quien comenzó el 2019 con ocho jonrones y 39 impulsadas en 167 partidos en partes de tres temporadas con Cleveland Indians y Toronto Blue Jays.

"Rentería y los hermanos [Jolbert y Orlando] Cabrera fueron mi inspiración. Siempre los veía por televisión y me propuse jugar pelota y ser firmado al profesionalismo y, con suerte, llegar a las Grandes Ligas", dijo Urshela.

Rentería, un cinco veces Todos Estrellas que conquistó tres Bates de Plata, dos Guantes de Oro y amasó una fortuna de $85 millones de dólares en una destacada carrera de 16 años en el Big Show, tuvo cuatro temporadas en las que al menos compiló 4.0 WAR.

Cabrera, un ganador de dos Guantes de Oro y quien acumiuló más de $51 millones en 15 años en la MLB, consiguió dos campañas con WAR superior al que tiene actualmente Urshela: 4.2 en 2007 y 3.7 en 2003.

La mejor actuación de Rentería, y de cualquier nativo de la nación cafetera, fue la del 2003 cuando jugaba para los St. Louis Cardinals. Ese año, "El Niño" bateó .330 con 47 dobles, 13 jonrones, 34 robos, 100 impulsadas y 96 anotadas.

Rentería fue segundo en la carrera por el Novato del Año de la Liga Nacional en 1996, conectó el hit ganador en la Serie Mundial de 1997 para los Marlins y posteriormente fue el Jugador Más Valioso del clásico de otoño del 2010 que ganaron los San Francisco Giants.

Cabrera bateó .297 con 47 dobles, 17 jonrones, 24 robos y 80 impulsadas en el 2003, fue parte de los Boston Red Sox que ganaron la Serie Mundial del 2004 para romper una racha de 86 años sin celebrar y bateó .301 con 86 remolques y 20 robos en 2007.

Rentería y Cabrera han sido los mejores, pero ya no son los únicos colombianos brillando al más alto nivel de la pelota profesional. En el 2019, Colombia logró una marca nacional con 10 peloteros en las Grandes Ligas, incluyendo los debutantes Harold Ramírez, de Miami Marlins; Oscar Mercado, de Cleveland Indians, y Luis Escobar, de los Pittsburgh Pirates. Los otros son Julio Teherán, de Atlanta Braves; José Quintana, de Chicago Cubs; Jorge Alfaro y Tayron Guerrero, de Miami; Donovan Solano, de San Francisco Giants, y Meibrys Viloria, de Kansas City Royals.

El infielder Adrián Sánchez, de Washington Nationals, nació en Venezuela, pero es hijo de colombianos y representó al país en el Clásico Mundial de Béisbol del 2017.

Teherán (10-9, 3.50 en 31 aperturas) y José Quintana (13-8, 4.19 en 28 salidas) han sido abridores de rotación por siete años para sus equipos y al final de la campaña estarán en una reducida lista de lanzadores con 30 o más inicios en cada año desde el 2013.

Luis Castro, un nativo de Medellín, fue el primer latinoamericano que jugó en las Grandes Ligas, en 1902, con los Atléticos de Filadelfia. Pero el béisbol básicamente ha sido relegado a la región Caribe (principalmente a las ciudades de Cartagena y Barranquilla) de un enorme país en donde el fútbol es por mucho el deporte nacional. "De verdad que nunca antes se había visto algo semejante, eso prueba que el béisbol está creciendo en el país. Pienso que más adelante tendremos más peloteros en Grandes Ligas y entonces no solamente se hablará de fútbol, sino también de béisbol", dijo Urshela.