<
>

Piojosos Tuca y Tigres; gran remontada del Piojo y América

play
Los momentos que marcaron los cuartos de final (1:32)

Las acciones en los partidos de ida y vuelta que fueron cruciales para que Monterrey, Morelia, Necaxa y América avanzaran a semifinales. (1:32)

LOS ÁNGELES -- Tigres tuvo tres traidores, tres traidores piojosos, y El Piojo Herrera y su América, proeza de por medio, están en semifinales ante Morelia.

Carlos Salcedo, Diego Reyes y la mezquindad natural de Ricardo Ferretti, protagonizaron el fracaso de Tigres, en un Volcán que echó fumarolas y cenizas de frustración y de lloriqueos, mientras Herrera y sus Águilas dieron una demostración brutal de que el espíritu del #ÓdiameMás no es bluf sino religión.

Federico Viñas, Guido Rodríguez, Giovani dos Santos y Emanuel Aguilera cincelaron a pura rabia y pujanza el epitafio de 2-4 (4-5 global) para unos Tigres arrojados a la fosa común del fracaso, sin soslayar en ningún momento la noche suicida del triángulo de la sospecha: Salcedo, Reyes y Ferretti.

Sin duda, en el vestuario, debe ser más poderosa la arenga consagrada a una proeza, por parte de Miguel Herrera, mientras en el otro, la letanía gastada, ácida de un siempre cicatero y roñoso estilo de juego de Ferretti.

Y más debe doler a la afición de Tigres, que Rayados está en semifinales para enfrentar al Necaxa. Media ciudad de Monterrey va de carnaval y la otra mitad de funeral.

Una Liguilla que es, como el libro de Bruno Traven, "La Rebelión de los Colgados": por segunda vez en la historia de Liguillas, van a semifinales los cuatro últimos clasificados.

play
3:29

"Es una frustración extrema": Ferretti

El estratega universitario comentó que hoy Tigres tuvo un mal día y comentó sentirse frustrado por la derrota ante América

RAYOS FANTASMAS...

Ante Querétaro, el favorito sin duda, Necaxa se curó de todas sus achaques y trastornos, especialmente ese: saber cerrar los partidos, mantener una línea de rendimiento de uniforme a ascendente... aunque lo hizo con un hombre más.

Primero asaltó a los Gallos y luego su gallinero. Con el 0-3 colgándole del cogote, Querétaro amenazó con acercarse con Marcel Ruiz y Lucumí, pero la expulsión de Luis Romo, rigorista, fue la sentencia de muerte para el sublevado e insurgente equipo de Víctor Manuel Vucetich.

Más allá de que el técnico Memo Vázquez avisó que se va, y que al menos media decena de jugadores están ya transferidos, Necaxa fue responsable y comprometido ante un equipo sólido y serio, como el de Vuce.

Con ese buen futbol, esa dinámica de marca, transición y ataque, Necaxa pondrá a sufrir a una zaga nerviosa cuando la enciman como la de Rayados en Semifinales.

play
3:25

"Dejamos a un gran rival en el camino": Herrera

El técnico americanista se mostró contento con lo logrado por su equipo y resaltó lo hecho durante el primer tiempo.

TORRENTE DE CAMBIOS...

Morelia saltó del limbo. Con Javier Torrente había saltado al vacío y con Pablo Guede saltó a la Liguilla... y a semifinales.

Modesto en nómina, Morelia agregó jugadores que reclamaban una idea... y honestidad. Carente Torrente de todo ello, Guede cayó perfecto en el vestidor y enderezó todos los entuertos dejados por el ex chofer de Marcelo Bielsa.

Confianza y orden, encontró en Edison Flores los goles oportunos y en el Quick Mendoza, el gitano desesperado, haciendo de ese acordeón táctico un equipo de empuje y de lucha, y a Miguel Sansores lo rescató de los grilletes mentales en que había recaído.

Sentenció al León, que con un plantel fortalecido, ejercía como favorito, y con ese empuje que suele embriagar generosamente al resucitado y redimido, lanzó una advertencia descarada al que ahora asume como gran favorito, el América.

CRECIERON LOS CABRITOS...

Luego de que desbielara el Ferrari el técnico (Diego Alonso) que choca hasta con carros de supermercado, llegó el Turco Mohamed a tomar el relevo el Monterrey, partiendo de una premisa cómoda: restablecer la memoria de juego a la columna vertebral del equipo.

En un reencuentro entre desesperados, urgidos, cojeando de fracasos, Mohamed y los Rayados, decidieron cruda y cínicamente darse una nueva oportunidad a sí mismos. Y borraron del mapa al líder del torneo.

Estaba dicho: Guillermo Almada conocería la desalmado emboscada que es una Liguilla. Con el 5-2 en Monterrey, como muestra de no saber jugar esta instancia, en la vuelta Rayados completó la tarea, con ese orden defensivo que malabarea Mohamed.

Queda claro, por lo pronto, que Monterrey encontró la chispa, la idea y el chantaje emocional de capitalizar la oportunidad que mutuamente encontró con Mohamed. Si Necaxa le juega con la misma moneda de trinchera y despliegue, lo va a meter en problemas. Pero Rayados tiene cada loco...