<
>

Leo Santa Cruz sueña con ser quinto tetracampeón azteca

AP Photo/John Locher

El boxeador mexicano Leo Santa Cruz tendrá una cita con la historia el próximo 23 de noviembre en el MGM Grand de Las Vegas cuando intente convertirse en el quinto azteca en lograr el tetracampeonato mundial, enfrentando al también michoacano Miguel Flores en el respaldo del duelo estelar entre Deontay Wilder y Luis Ortiz.

Santa Cruz, que ha ganado fajas ecuménicas en peso gallo, supergallo y pluma, buscará el campeonato 'Súper' vacante Superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo, organismo que reconoce también al californiano Andrew Cancio como monarca 'regular' de la categoría.

"Subimos porque tenemos esa oportunidad. Hubiera sido entretenido unificar como quería (en peso pluma), pero si esas peleas no iban a darse, entonces buscamos ganar títulos en más divisiones", dijo Leo, quien saldrá como favorito para ceñirse la faja. "Esta oportunidad se dio porque (Gervonta) Davis subió de peso y el título estaba vacante. Nos ofrecieron la pelea, aceptamos, y los fanáticos van a estar felices cuando noten que Miguel (Flores) es mejor de lo que piensan. Él es un rival que gusta de ir al frente y va a ser una gran pelea", indicó el 'Famoso Terremoto'.

Una vez que se abrió la puerta de ir por esa faja en las 130 libras, Leo asegura que no dudó ni un momento en acudir a esa cita con la historia, que de ganarla podría consagrarle como el quinto mexicano en lograr campeonatos mundiales en cuatro diferentes categorías al lado de Érik 'Terrible' Morales, Juan Manuel 'Dinamita' Márquez, Jorge 'Travieso' Arce y Sául 'Canelo' Álvarez.

"Mi sueño es ser tetracampeón del mundo. Quiero ganar este campeonato para que cuando me retire sea uno de los pocos peleadores que han ganado títulos en cuatro diferentes divisiones. No muchos lo han hecho (apenas 20 en la historia). Así que ese es mi sueño, tengo la oportunidad y espero que todo salga bien", externó el de sangre mexicana.

De ganar a Flores (24-2, 12 Ko's), Santa Cruz (36-1-1, 19 Ko's) se dijo encantado ante la posibilidad de medirse a peleadores como Gervonta Davis o Gary Russell, por lo que no dudaría en subir a peso Ligero o volver a peso Pluma, que es donde había estado combatiendo en los últimos años.