<
>

La batalla Muhammad Ali-Joe Frazier primero fue verbal y luego en el ring

play
Más que una pelea, el impacto social de Ali-Frazier en los Estados Unidos (3:09)

Un ensayo que muestra todo el significado cultural que tuvo la primera pelea entre Muhammad Ali y Joe Frazier. (3:09)

Sesenta y ocho días antes de subir al cuadrilátero, el campeón mundial de peso completo Joe Frazier y el retador invicto Muhammad Ali sostuvieron una conferencia de prensa donde se condensó el ambiente que venía al alza entre este par boxeadores, quienes pactaron verse las caras el 8 de marzo de 1971 en el Madison Square Garden.

No fue un evento como los conocemos ahora, con un presidium, un maestro de ceremonias y rondas agendadas de insultos, seguidas de un frente a frente.

Esto fue una mesa llena de micrófonos, un moderador en medio, quien era Edwin Dooley de la comisión atlética de Nueva York, y decenas de periodistas alrededor. Entre Frazier y Ali, sólo el pobre hombre que servía de "separador" humano y medio metro de distancia.

El intercambio, como era de esperarse inició con la boca y pies más rápidos que haya visto el pugilismo universal, el hombre cuyo "nombre de esclavo" fue Cassius Clay y quien quería recuperar su cetro luego de un retiro obligado por negarse a combatir en la Guerra de Vietnam.

A grito pelado, mientras daba manotazos al aire, Ali acusó a Frazier de ser el peleador de los "blancos", mientras que él se autoproclamaba el de los negros y todo Estados Unidos.

El gran volumen, las veces que se apuntaron con el índice y las miradas retadoras eran una manera de vender un antagonismo calculado, ya que Ali había recurrido a Frazier para poder conseguir la licencia de boxeador en NY y habían pactado la pelea semanas antes, en privado, y muy amistosamente. Ahora momento de representar sus personajes, lo que en cierto momento se convirtió en algo real por el tono de las declaraciones.

"Él es muy feo para ser campeón del mundo" Muhammad Ali sobre Joe Frazier

"Él es muy feo para ser campeón del mundo", dijo Muhammad, algo inmediatamente celebrado con risas por parte de los periodistas, entre los que estaba Howard Cosell, de ABC. "Joe Frazier es un 'Uncle Tom' (código entre negros para definir a un hombre servil con los blancos). Trabaja para el enemigo".

Por su parte, 'Smokin Joe' contraatacó con una especie de sonrisa en la boca.

"Él nunca hizo nada por mí. Fui pobre una vez y él nunca me envió nada. Ahora lo estoy ayudando. Habla de un verdadero hermano. Lo soy en serio. Dile que lo recogí cuando estaba deprimido. Predicar eso no significa que eres un verdadero hombre. Tienes que salir y hacerlo".

Y Ali rápido lo calló mientras espetaba:

"Tú no entiendes, Frazier va a ser más fácil que Quarry o Bonavena. Sólo voy a tomar su cabeza y decirle 'Vamos, campeón'. Sólo jugaré con él. Va a intentar todos esos ganchos cortos y no me alcanzará, me moveré y diré 'Vamos, campeón. Puedes hacerlo mejor que eso’”.

Se interrumpían, encimaban sus voces, el comisionado separaba los brazos que cada vez estaban más cerca. El hombre tenía el aliento de Ali y Frazier a una cuarta de su cara, pero nunca pareció temer por su integridad.

Fue un intercambio duro, lleno de "trash talk", pero no una sola grosería o palabra altisonante. Respeto y otros tiempos donde los pugilistas no tenían que recurrir a conjugar verbos con "F" para impresionar o calentar un pleito.

"Él nunca hizo nada por mí. Fui pobre una vez y él nunca me envió nada. Ahora lo estoy ayudando" Joe Frazier sobre Muhammad Ali

"Clay (una ofensa para Ali ser llamado en 1971 así) es un tipo grande, pero he peleado con tipos grandes antes, con movilidad también. Dice que no lo alcanzaré pero esa es una declaración muy alejada. Él ira viendo el ring cada vez más pequeño y a mí más grande. No veo que el trabajo me tome más de 10 rounds. Estaré hablando con Ali ahí. Siempre hablo en mis peleas, tengo algo especial que decirle luego de toda la basura que dijo de mí sobre ser un 'Uncle Tom'".

Para terminar Ali dijo que si Frazier ganara, él gatearía por el ring y admitiría que Frazier es el más grande... algo que por supuesto nunca pasó.

La rivalidad siguió y mejoró con los años y dos peleas más. Las declaraciones subieron de intensidad, pero eso es materia de otras historias.