<
>

Max Verstappen: Está bien volver a un circuito tradicional, tras varios urbanos

Max Verstappen es líder del campeonato de pilotos y no importa lo que suceda en Silverstone el domingo, saldrá de la isla en esa posición debido a la ventaja que ha sacado

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial de Fórmula 1, que en la última carrera, en Montreal (Canadá), sumó su sexta victoria del año, manifestó, con miras al Gran Premio de Gran Bretaña de este fin de semana, que "está bien volver a un circuito tradicional, después" de las últimas carreras, que se disputaron "en circuitos urbanos".

"Tengo ganas de regresar a Silverstone, ya que es una carrera clásica e histórica en el calendario. Hay muchísimos aficionados entusiastas; y es agradable saber que estamos casi a una calle del equipo en la factoría en Milton Keynes. Y también está muy bien volver a un circuito tradicional, después de unos cuantos circuitos urbanos", afirmó 'Mad Max', de 24 años, que tras sumar en Canadá su vigésima sexta victoria en la F1 lidera el Mundial con 175 puntos, 46 más que su compañero, el mexicano Sergio Pérez.

"El resultado este fin de semana dependerá de conseguir o no un buen equilibrio; y también será importante tener una estrategia decente de neumáticos, porque la degradación será alta allí", opinó el último campeón del mundo.

"Así que habrá que hacer muchas cosas bien este fin de semana, no va a ser una suave regata de vela", apuntó 'Mad Max' con miras al siguiente Gran Premio, el décimo del Mundial.

Entre sus 26 triunfos en la categoría reina, la joven estrella neerlandesa no cuenta ninguno en el Gran Premio de Gran Bretaña, el único, junto a Italia, siempre presente en los 72 años de existencia de la Fórmula 1. Pero sí ganó hace dos años en Silverstone: uno de los circuitos que repitieron, para reconfigurar el calendario el Mundial de la pandemia y que organizó el 'GP del 70 Aniversario', referente a la primera carrera de la historia de la F1.

Silverstone, que durante la Segunda Guerra Mundial albergó un aeródromo de la RAF (Royal Air Force), las fuerzas aéreas británicas, es un circuito 'de piloto', rápido y complicado, de 5.891 metros, con 18 curvas (ocho a la izquierda), algunas de ellas, míticas, como Copse y las enlazadas de Maggotts, Becketts y Chapel. Una pista con un asfalto muy abrasivo en la que, por ese motivo, en seco se rodará con los neumáticos de la gama de compuestos más rígida: los C1 (duros, reconocible por la raya blanca), C2 (medios, raya amarilla) y C3 (blandos, roja).

Este viernes arrancarán los entrenamientos libres para la décima de las 22 carreras que conforman un Mundial que, como ya empieza a ser habitual, se cerrará -el próximo 20 de noviembre- en Abu Dabi.

Los ensayos se completarán el sábado, horas antes de la calificación; que ordenará la parrilla de salida de la carrera dominical, prevista a 52 vueltas para completar un recorrido de 306,2 kilómetros.