<
>

Evita dolores musculares

Algunas recomendaciones a seguir para no sentir molestias. ESPN Run

A quien no le ha pasado alguna vez: llevas un entrenamiento programado, te alimentas de forma adecuada e incorporas trabajos de fortalecimiento, estiramientos y técnica de carrera. Aún así, los dolores musculares una que otra vez aparecerán para atormentar tus sesiones y, peor aún, tus carreras. En primer lugar, hay que tener en cuenta que las molestias musculares ocurren principalmente después de una carga por encima de lo normal de la actividad, ya que tu cuerpo no está acostumbrado a ese tipo de estímulos más intensos. Además, la fatiga muscular que aparece en los corredores que no están bien entrenados también puede desencadenar un dolor, y su duración depende de la intensidad del entrenamiento. Algunas personas los sufren dentro de las 72 horas después de hacer estas sesiones, otros tienen tres o cuatro días de dolor, incluso hasta seis.

No obstante, contrariamente a la creencia popular, es posible aliviar estas molestias musculares sin poner en peligro tus entrenamientos. Para eso, debés tener en cuenta algunas recomendaciones. La primera tiene que ver con el descanso. Lo ideal es que evites los movimientos repetitivos durante unos días. En otras palabras, será clave tomar un descanso regular en el entrenamiento, teniendo la oportunidad de relajarte y prestar especial atención a la elongación de los músculos de la zona.

Otro factor muy importante es el de la hidratación y nutrición. Sucede que la deshidratación no solo es una enemiga para tu rendimiento en el running, también puede causarte dolores musculares una vez que dejaste de correr. Por lo tanto, es esencial mantenerse hidratados siempre, para compensar tanto las pérdidas de líquidos como de sales minerales. Y en cuanto a la alimentación, cabe recordar que aquellas dietas que restringen el consumo de hidratos de carbono y no tienen una cantidad adecuada de proteínas pueden ser el detonante para el dolor muscular. Dicho de otra forma, cuidado con lo que se pone en el plato: busca siempre incorporar alimentos ricos en proteínas, que son muy importantes para la reconstrucción muscular.

En cuanto a las terapias, sin dudas los masajes deportivos se llevan todas las miradas a la hora de eliminar dolores musculares. Eso sí, sólo se deberá acudir a ellos cuando se descarta el daño muscular, y debe ser realizado por un profesional calificado. Con los masajes tus músculos se relajarán y podrás volver a los entrenamientos más rápido. Como recomendación, trata de incluir sesiones regulares de masajes deportivos dentro de tu rutina, una vez a la semana o cada 15 días. También los ejercicios suaves van a ayudarte a deshacerte de los dolores musculares. Si no puedes mantenerte alejado del entrenamiento, apuesta por ejercicios de baja intensidad, donde el esfuerzo sea de menor demanda.

¿Qué hábitos tenés para evitar dolores musculares?