<
>

Los Saints vuelven invictos a New Orleans

GREEN BAY -- Con los Saints acarreando un récord invicto hacia el partido del próximo lunes en el Louisina Superdome, el receptor abierto Joe Horn sabe que la gente en New Orleans tiene motivos para ilusionarse.

Sin embargo, después de la victoria del domingo por 34-27 ante los Green Bay Packers en el Lambeau Field, Horn no quiere que sus compañeros entren en una vorágine de exitismo desmedido.

"Lo más importante acerca de este equipo es que sabemos que no vamos a empezar a celebrar ante cada victoria", dijo Horn. "Un triunfo no significa nada. Debemos seguir así para alcanzar nuestra meta final".

Tras ganar los primeros dos partidos como visitantes, los Saints harán su debut como locales el próximo lunes ante Atlanta, en su vuelta a casa por primera vez desde el 2004.

New Orleans debió actuar como local fuera de la ciudad la temporada pasada, a raíz de los devastadores efectos del huracán Katrina. El estadio fue usado como refugio y quedó como el símbolo del mal manejo de las autoridades en la catástrofe.

"Todo será una locura; los medios, los fanáticos, todo", dijo el entrenador de los Saints, Sean Payton. "Pero debemos seguir concentrados. Tenemos que llegar física y mentalmente preparados. Atlanta está 2-0. Será un partido duro".

El mariscal de los Saints, Drew Brees, se repuso de un arranque desprolijo, y terminó completando 26 de 41 pases para 353 yardas.

"Realmente nos pegamos un tiro en el pie en el comienzo, pero pudimos recuperarnos, y eso habla muy bien de nuestro equipo", dijo Brees, quien anotó dos touchdowns y sufrió una intercepción.

Con el juego empatado en 20, Brees completó un pase de 35 yardas para touchdown con Marques Colston para tomar la ventaja 27-20, con 8:20 por jugar.

Ahman Green soltó un balón tras el TD de Colston y el corredor de los Saints, Deuce McAllister corrió 23 yardas para su segundo touchdown.

"Eso terminó con todo nuestro envión", dijo el receptor de los Packers, Donald Driver, quien sumó 153 yardas en ocho recepciones.

De todas maneras, estuvieron cerca de empatar.

Brett Favre puso las cosas 34-27 con 4:18 por jugar, conectándose con el corredor Noah Herron. Y luego llevó a los Packers a la yarda 44 de los Saints con 3:19 con jugar. Pero cuatro pases incompletos consecutivos sellaron la segunda derrota en serie de Green Bay, ambas en casa.

"Les doy gran parte del crédito a los Saints", dijo Favre. "Han ganado dos partidos como visitantes. No me importa a quién hayan enfrentado, porque eso es algo difícil de lograr en esta liga".

Favre, quien completó 31 de 55 pases para 340 yardas con tres touchdowns y una intercepción, solamente había conseguido un TD en los seis partidos previos.

Una semana después de haber sido blanqueado por primera vez en su carrera, Favre concretó múltiples touchdowns por primera vez desde la derrota ante Minnesota el 21 de noviembre del 2005.

"Debíamos haber ganado este partido y no lo hicimos", dijo Favre. "Hay que encontrar la manera de hacerlo. Por empezar, no creo que en este año tengamos muchas ocasiones en las que iniciemos un partido en casa con ventaja de 13-0. Y si llegamos a ese punto, debemos cerrar el encuentro".

Favre lanzó una intercepción en la zona de anotación al comienzo de la segunda mitad. El mariscal recibió un golpe al momento de lanzar en la yarda 7 de los Saints y Omar Stoutmire lo interceptó.

Brees inmediatamente encontró a Horn con un pase de 57 yardas y llegó a la yarda 23 de Green Bay. Aaron Kampman consiguió su tercera captura del partido y forzó un balón suelto, pero los Saints recuperaron el ovoide y John Carney acertó un gol de campo de 45 yardas para poner las cosas 17-13. El pateador luego agregó otro gol de campo de 47 yardas.

Al comienzo del último período, Favre encontró a Robert Ferguson para un touchdown de 4 yardas y empató el partido en 20.

Brees perdió el balón en las primeras tres poseciones de New Orleans, permitiendo que los Packers se adelantaran 13-0.

"Pusimos mucho énfasis en arrancar el partido con todo, y creo que lo logramos", dijo McCarthy. "Pero hubo muchos cambios en el partido y nos quedamos cortos".

TODO TERMINÓ CUANDO...
Deuce McAllister anotó un touchdown con una corrida de 23 yardas para poner el partido 34-20 a favor de los Saints.

EL BALÓN DEL PARTIDO ES PARA...
La ciudad de New Orleans, que se prepara para recibir a los Saints en su primer partido verdadero como locales desde el 2004. New Orleans enfrentará a Atlanta el lunes por la noche en el primer partido en el Superdome desde que el huracán Katrina arrasara con la Costa del Golfo el año pasado.

APUNTES FINALES

  • El novato Reggie Bush atrapó ocho pases para 68 yardas, pero sólo consiguió 5 yardas por tierra en seis acarreos. "Me llevé gran parte de la atención y le di a mis compañeros la chance de concretar jugadas", dijo Bush.

  • Bush se repartió con Lance Moore las devoluciones en los despejes.

  • Tres Packers debieron recibir atención médica por calambres: el ala cerrada David Martin, y los esquineros Ahmad Carroll y Al Harris. Harris no estaba dentro del campo cuando el receptor Devery Henderson superó a Carroll para anotar un touchdown de 26 yardas.

    Información de AP fue utilizada en esta nota.