<
>

Grossman resiste la presión y Bears se verán con Saints

CHICAGO -- Robbie Gould lo ganó, después de que Rex Grossman no lo perdió, y los Chicago Bears están en el Campeonato de la NFC por primera vez en 18 años.

Gould acertó un gol de campo de 49 yardas en el tiempo extra el domingo, y los Bears vencieron a los Seattle Seahawks por 27-24.

Chicago también recibió el aporte de Grossman, quien completó un pase crítico que sirvió de antesala para el gol de campo ganador.

Los Bears recibirán a los Saints el próximo domingo en el Campeonato de la NFC, en lo que será la primera aparición de New Orleans en esa instancia. Chicago no ha jugado en el Super Bowl desde enero de 1986.

"Si ganamos un juego más, estaremos en el Super Bowl, y si ganamos dos partidos, tendré un anillo en mi dedo por el resto de mi vida", sentenció Grossman.

"He aprendido que sabe como recuperarse de situaciones adversas", declaró el entrenador Lovie Smith, en referencia a Grossman. "Ha sido muy criticado en las últimas semanas, pero él es nuestro mariscal. Tanto él como nuestro equipo entero estaban bajo inmensa presión, y creo que lo manejamos bien".

Seattle recibió el balón primero en el tiempo extra, pero debió despejar y la patada de Ryan Plackemeier fue de apenas 18 yardas.

Gould, quien ingresó a la NFL como un novato agente libre no elegido en el draft y este año ha sido seleccionado al Pro Bowl, acertó desde 49 yardas y desató la celebración en Soldier Field. Tuvo éxito en sus primeros 24 goles de campo esta temporada, y en 32 de 36 en total.

"Ni siquiera miré el final de la patada. Conecté el balón justo donde quería", explicó Gould.

Los Bears habían ganado su división y se habían asegurado una semana libre en los playoffs en sus dos presentaciones anteriores en postemporada, y en ambos casos perdieron el primer partido como local, por lo cual sintieron un alivio enorme tras el triunfo.

Los Seahawks (10-8) tuvieron una buena actuación de Shaun Alexander, quien corrió para 108 yardas y dos touchdowns.

"Es difícil decir: 'Si hubiésemos hecho esto o lo otro'," comentó Alexander. "Hay que decir que nos quedamos cortos".

Sobre el final del último cuarto, los Bears frenaron a Alexander en un tercer intento y una yarda por recorrer en la 44 de Chicago, y los Seahawks decidieron arriesgarse en cuarta oportunidad. Pero Matt Hasselbeck no controló bien el saque, y Lance Briggs derribó a Alexander detrás de la línea de golpeo, para una pérdida de dos yardas.

"Si el saque hubiera sido bueno, podría haber corrido para un touchdown", opinó Alexander. "Definitivamente me sentí mejor corriendo el balón que en todo el resto de la temporada".

Grossman, cuya temporada ha sido muy irregular, completó 21 de 28 pases para 282 yardas y una intercepción. Fue una mejora considerable respecto de su último juego de la temporada regular, cuando terminó con un índice de pasador de 0.0 en la derrota ante los Packers.

APUNTE FINAL

  • El especialista en devoluciones de patadas de los Bears, Devin Hester, quien marcó un récord de la NFL con seis touchdowns en retornos esta temporada, casi lo hizo otra vezn el último cuarto, pero su anotación de 63 yardas fue anulada por un bloqueo ilegal de Ricky Manning Jr.

    Información de AP fue utilizada en esta nota.