<
>

Los Steelers de Mike Tomlin siguen a paso firme

PITTSBURGH -- Los Buffalo Bills estaban desperados por honrar a su lesionado compañero Kevin Everett con un triunfo de visitantes ante los Pittsburgh Steelers. Pero el corazón y el entusiasmo no alcanzaron.

Willie Parker corrió para 126 yardas y un touchdown, y Ben Roethlisberger lanzó para otro, en la victoria de los Steelers sobre Buffalo por 26-3 el domingo.

Fue el primer partido de los Bills desde que Everett se lesionó gravemente la espina dorsal, en un golpe sufrido ante Denver. Todos los jugadores de Buffalo vistieron camisetas con el Nº 85 debajo de sus uniformes. Everett vio partes del partido desde el hospital.

J.P. Losman no pudo generar nada a la ofensiva, y los Bills fueron superados en yardas por 421-223, con Pittsburgh controlando el balón por casi el 70 por ciento del tiempo. Los Steelers, cuyas primeras cuatro anotaciones fueron goles de campo de Jeff Reed, finalmente tomaron el control con dos touchdowns en el último cuarto y medio.

"Todos teníamos nuestros corazones repletos de amor por Kevin; simplemente tenemos que salir y jugar mejor de lo que lo hicimos", dijo el profundo Jim Leonhard. "Jugamos una primera mitad muy dura, no entregamos touchdowns. Pero debes salir del campo en terceras oportunidades porque, de lo contrario empiezas a desgastarte".

Parker consiguió las yardas duras cuando los Steelers (2-0) no podían lanzar de forma efectiva. Fue el tercer partido consecutivo con más de 100 yardas para el corredor de Pittsburgh.

"Sus alas defensivas cargaron el 100 por ciento de las veces, por lo que sabía que iban a dejar un hueco en el exterior, y por allí corrí", dijo Parker.

Mike Tomlin ganó su primer partido en casa como entrenador de los Steelers, al igual que Bill Cowher (1992) y Chuck Noll (1969). Tomlin igualó a Cowher, ganando sus primeros dos juegos. Los Bills (0-2) perdieron su cuarto partido en serie, contando desde la temporada pasada.

Fue una semana emocionalmente desgastante para los Bills, que inicialmente creyeron que Everett no iba poder volver a caminar. Hacia el final de la semana, Everett empezó a mover sus dedos y sus piernas.

"No quiero usarlo como excusa", dijo el receptor abierto de los Bills, Lee Evans. "No jugamos bien, especialmente a la ofensiva. Realmente lo de Kevin no nos afectó, simplemente no jugamos bien".

Los Bills jugaron además sin los lesionados defensivos Ko Simpson, Coy Wire y Jason Webster. Pero los Steelers no pudieron alcanzar la zona final hasta el final del tercer cuarto, con el pase de Roethlisberger al ala cerrada novato Matt Spaeth.

Big Gen completó 21 de 34 pases, para 242 yardas y una intercepción.

"No parábamos de anotar de a tres, pero al menos pudimos hacerlo mientras hacíamos correr el reloj", dijo el guardia Alan Faneca. "Definitivamente nos hubiese gustado terminar en la zona final un par de veces. Te pica un poco cuando sólo anotas goles de campo".

Luego de dos triunfos, Roethlisberger acumula cinco TDs y una intercepción. Un año atrás a esta altura, sumaba cinco intercepciones y ningún touchdown en dos derrotas.

Losman sólo consiguió completar dos pases para 5 yardas hasta el final del tercer cuarto. El mariscal terminó con 15 de 25 pases completos para 154 yardas.

Una semana después de la lesión de Everett, los Steelers se asustaron un poco, cuando el apoyador externo James Harrison quedó tendido en el campo durante varios minutos, con una lesión en el cuello. Pero las pruebas no mostraron problemas serios.

"Eso nos puso un poco nerviosos, considerando lo que había pasado la semana anterior", dijo el ala defensiva Aaron Smith.

APUNTES FINALES

  • Pittsburgh ha permitido 10 puntos en dos juegos. La defensiva suma 10 capturas.

  • De los primeros 11 pases completos de Roethlisberger, nueve fueron a receptores distintos.

  • Los Steelers vistieron uniformes de estilo retro, similares a los de las décadas del '50 y '60, con cascos dorados y pantalones blancos.

  • Los Bills no han ganado en temporada regular en Pittsburgh desde 1975, aunque vencieron al primer equipo de Cowher en los playoffs en 1992.

  • Buffalo ha permitido 890 yardas en dos juegos.

  • Los Steelers ganaron su partido Nº 500, el récord para equipos de la AFC. Mantienen ahora un registro de 500-474-20 en 75 temporadas.

    Información de AP fue utilizada en esta nota.