<
>

Victoria de los Jags, en un final de novela

JACKSONVILLE -- El más pequeño de los Jaguars realizó una de las jugadas más grandes de la jornada, y quizá de la temporada.

En la última jugada del tiempo regular, David Garrard lanzó el domingo un pase de 50 yardas que el defensivo de Houston, Glover Quin, desvió involuntariamente hacia Mike Thomas, quien lo atrapó y anotó el touchdown que le dio el triunfo a Jacksonville por 31-24 sobre los Texans.

Parecía que el juego se extendía a tiempo extra, pero Garrard lanzó el pase a la zona de anotación cuando terminaba el tiempo en el reloj. Quin, quien fue superado durante toda la tarde, trató de derribar el ovoide hacia el suelo, pero en cambio lo desvió hacia las manos de Thomas, quien mide únicamente 1,64 metros (5 pies y 8 pulgadas).

Thomas, quien se estaba quedando atrás del pase y buscaba un rebote, atrapó el balón en la yarda uno y cruzó la línea de anotación para consumar la victoria.

Los Jaguars (5-4) se pusieron frenéticos y recibieron un castigo por celebración excesiva que no pudo ser aplicado. Los Texans (4-5) salieron lentamente del campo llenos de incredulidad. Fue la tercera derrota seguida de Houston, cayendo del liderato de la División Sur de la Conferencia Americana al sótano.