<
>

Defensiva eleva a Bears sobre Cowboys

ARLINGTON -- Los defensivos de los Chicago Bears le demostraron a Tony Romo que aún pueden jugar.

Lance Briggs y Charles Tillman devolvieron intercepciones para touchdown y los Chicago Bears derrotaron como visitantes, 34-18, a los Dallas Cowboys en una edición más de "Monday Night Football".

Aunque Romo fue capturado sólo una vez, en la primera serie de los Cowboys, fue apresurado incesantemente y lanzó cinco intercepciones, igualando la cantidad más alta de su carrera, establecida hace cinco años en su primera temporada completa como titular.

"Fue un partido espectacular de nuestra defensiva", declaró el entrenador en jefe de los Bears, Lovie Smith. "Pareció como si todos tuvieran algo que decir. Todas fueron buenas jugadas".

La intercepción de Briggs llegó en un intercambio de balones perdidos a la mitad del tercer cuarto.

"Recibí el balón y sólo traté de anotar", expresó Briggs, que no había devuelto una intercepción para touchdown desde el 2005. "Necesitaba llegar a la zona final".

El mariscal de campo de los Bears, Jay Cutler, fue casi perfecto en la segunda mitad, completando 11 pases en 12 intentos para 219 yardas y dos touchdowns, incluyendo un pase de anotación de 34 yardas a Devin Hester en el tercer cuarto, y un pase de touchdown de 31 yardas a Brandon Marshall con poco más de seis minutos por jugar.

Cutler terminó el encuentro con 18 pases completos en 24 intentos para 275 yardas.

Major Wright, que devolvió una intercepción para touchdown en el último partido de Chicago, tuvo dos de las cinco intercepciones. D.J. Moore tiene nueve intercepciones en su carrera, tres de ellas en contra de Romo, después de sumar otra este lunes por la noche.

La intercepción del esquinero, Charles Tillman, ocurrió en el tercer cuarto, cuando Romo intentaba llegar al receptor abierto, Dez Bryant.

"Tony lo vio de una manera. Dez lo vio de otra", indicó el entrenador en jefe de los Cowboys, Jason Garrett.

Romo terminó el partido con 31 pases en 43 intentos para 307 yardas y un touchdown.

El primer balón suelto de la temporada de Chicago sucedió cuando el mariscal de campo, Jay Cutler, fue capturado por DeMarcus Ware, y Victor Butler recuperó el balón dejando a los Cowboys en la yarda 27 de los Bears.

Una vez más, los Cowboys son un equipo de .500. También son uno de los equipos que menos puntos anotan en la NFL, con sólo 65 puntos.

"Esta tiene que ser una llamada de atención para nosotros", expresó el ala cerrada de los Cowboys, Jason Witten. "No puedes rebotar de adelante hacia atrás así y tratar de competir en diciembre. No puedes hacerlo. Hemos estado en esa situación antes. No puedes hacerlo y lo sabemos, vamos a mejorar".