<
>

Rams pasan por encima de Seahawks a domicilio

play
Rams le pega duro a los Seahawks en casa (2:02)

La defensiva de los Rams no perdonó y dejo a Seattle sin ninguna posibilidad. (2:02)

SEATTLE -- Aaron Donald, Jared Goff y Los Angeles Rams se tragaron su disgusto en silencio hace un par de semanas. En cambio, los Seattle Seahawks festejaron ruidosamente la conquista del título divisional.

Los jugadores de Los Angeles sentían que habían permitido que se les escapara ese cetro, y deseaban otra oportunidad.

La obtuvieron, y la aprovecharon muy pronto.

Cam Akers devoró yardas con sus acarreos y la defensiva brindó una actuación memorable para que los Rams siguieran con vida en los playoffs de la Conferencia Nacional, al doblegar el sábado 30-20 a Seattle.

"Llegamos acá y, durante toda la semana, escuchamos lo buenos que eran ellos y cómo nosotros nos habíamos colado apenas en los playoffs", dijo Goff. "Hace dos semanas ustedes vieron cómo ellos encendieron puros y se emocionaron por vencernos y por conquistar la división. Ahora fuimos capaces de volver aquí y ganarles".

Akers acumuló 131 yardas y un touchdown por la vía terrestre, y los Rams eliminaron a sus adversarios divisionales, en lo que fue el tercer enfrentamiento entre ambos conjuntos en la campaña.

Darious Williams interceptó un envío de Russell Wilson y lo devolvió 42 yardas hasta la zona de anotación.

"Muchos chicos dieron un paso al frente y respondieron en gran forma", destacó el entrenador de los Rams, Sean McVay. "Darious Williams apareció. Creo que ha cambiado el ánimo del equipo".

La mejor defensiva en la liga durante la temporada regular lució imponente en el comienzo de los playoffs, pese a que el tackle Donald, elegido All-Pro de manera unánime, se perdió buena parte de la segunda mitad.

Ningún equipo permitió menos yardas y puntos que los Rams (11-6), y su solidez fue evidente ante Wilson y los Seahawks (12-5).

El quarterback de Seattle tuvo una tarde de pesadilla contra la frontal y la secundaria de los Rams. Salvo por una jugada, la defensiva de Los Ángeles nunca permitió que DK Metcalf o Tyler Lockett se sintieran libres.

Lucieron soberbios Jalen Ramsey y Donald, quien se marchó por una lesión de costillas.