<
>

Rams buscan reponerse y mantener su buena racha en Seattle

play
ESPN Datos: Seahawks conoce el punto débil de Rams (1:13)

Ambos equipos se han enfrentado 41 veces en temporada regular y Seattle lidera el historial 23-18. LA viene de recibir 55 puntos de Buccaneers, tras llegar con marca de 3-0 al encuentro. Seahawks ha convertido 76.9% de sus oportunidades en la zona roja. (1:13)

Por alguna razón, Los Angeles Rams parecen haber resuelto el desafío de ganar en una de las sedes más difíciles de la NFL.

Cada una de las pasadas dos ocasiones en que los Rams viajaron al noroeste de los Estados Unidos salieron de Seattle con una victoria, de hecho, han ganado en tres de sus pasadas cuatro visitas a los Seattle Seahawks. Y una de esas fue la derrota más lapidaria que le hayan propinado a Seattle en la era del entrenador en jefe Pete Carroll.

Por lo tanto, aún cuando los Rams vienen de una sorpresiva derrota en casa frente a los Tampa Bay Buccaneers la semana pasada, tendrán la historia reciente a su favor este jueves, cuando visiten a Seattle en un duelo clave de la División Oeste de la Conferencia Nacional.

“Creo que todos estamos en la misma posición de que simplemente estamos emocionados por otra oportunidad”, declaró el entrenador en jefe de los Rams, Sean McVay. “Respetamos mucho a los Seahawks, pero personalmente, creo que muchos de los jugadores estarían de acuerdo en que la semana con un partido en jueves es estresante, en términos de que hay mucho trabajo que se condensa en una semana corta, pero ofrece una gran oportunidad para nosotros de responder tras un domingo decepcionante”.

Los Seahawks (3-1) saben que regresar a la cima de la NFC Oeste significa revertir la tendencia de los últimos años. Los Angeles (3-1) han ganado seis de los últimos ocho encuentros en total contra los Seahawks y un triunfo este jueves los convertiría en el primer adversario divisional en ganar tres partidos consecutivos en Seattle desde que lo hicieron los Denver Broncos entre 1996 y 1998.

“Lo que ocurrió el año pasado, lo que sucedió los años previos en realidad no importa”, sentenció el apoyador de Seattle, Bobby Wagner. “Si no traes tu juego este año, entonces todo eso se borra”.

A pesar que empató un récord de la NFL con 45 pases completos y lanzó para 517 yardas la semana pasada, hay preocupación sobre cómo ha jugado Jared Goff. Le han interceptado seis envíos en cuatro partidos y su índice de pasador es de apenas 82.9.

Si se combina la inconsistencia de Goff con las preocupaciones sobre el uso de Todd Gurley II --quien tuvo apenas cinco acarreos contra los Buccaneers, la menor cantidad de su carrera--, además de los problemas en la línea ofensiva, se encontrará el motivo por el cual los Rams aún no entran en ritmo a la hora de atacar.

En tanto, Seattle no tiene preocupaciones sobre su mariscal de campo. Russell Wilson está en uno de los mejores inicios de temporada de su carrera. Ha lanzado ocho pases de touchdown sin intercepciones. Lidera la NFC y está en el segundo de la liga en índice de pasador.

La ofensiva de los Seahawks ha fallado en algunas ocasiones, pero no debido a Wilson.

“Pienso que estoy jugando bien. Creo que hay algunas cosas más ahí que siempre puedes intentar y hacer”, aseguró Wilson.