<
>

Toda la actividad de la Semana 6 de la NFL, al momento

play
Racha de Panthers, revés de Chiefs y más entre lo destacado de la mañana (1:45)

Eitán Benezra analiza las implicaciones que dejaron los resultados de la primera tanda de juegos de la Semana 6 de la NFL. (1:45)

Sigue toda la actividad al momento en la National Football League, en su sexta jornada:

Pittsburgh Steelers en Los Angeles Chargers
Probablemente, la cabeza de este partido debería ser al revés porque dominaron las toallas terribles en un partido jugado en California. Pittsburgh empezó con gran intensidad, sobre todo defensiva, de la mano del novato Devin Bush, y parecía tener el partido controlado con base en el trabajo de James Conner, aunque una reacción tardía de los Bolts puso interesantes las cosas hasta el final. Un intento de patada corta fue infructuoso para los Chargers, quienes se quedaron con su cuarta derrota del año entre manos, por 24-17.


San Francisco 49ers en Los Angeles Rams
Nuevamente, Jared Goff salió en un día pésimo, y los Rams no encontraron el modo de solventar la ausencia de Todd Gurley. ¿Momento de llamarle al agente libre C.J. Anderson? En todo caso, los Niners volvieron a ser dominantes a la defensiva --la clave del triunfo-- y George Kittle fue el mejor ofensivo de San Francisco en su triunfo por 20-7 para mantenerse como los únicos invictos de la NFC.

Atlanta Falcons en Arizona Cardinals
Aparentemente, despertó la ofensiva de los Falcons: igualaron momentáneamente después de estar abajo por un déficit de 17 puntos ante un equipo que, por nombres, debieron haber dominado de principio a fin. Kyler Murray volvió a lucir muchas más cosas positivas que negativas, y Arizona le dio continuidad al pésimo momento de Atlanta, con victoria de 34-33. Terrible falla de Matt Bryant en un punto extra al final terminó siendo la diferencia.

Tennessee Titans en Denver Broncos
En un juego de un muy pobre nivel en la posición de quarterback, y en general ofensivo, por parte de ambos equipos, los Titans terminaron por enviar a Marcus Mariota a la banca en favor de un oxidado Ryan Tannehill. Derrick Henry encontró menos espacios para correr que Phillip Lindsay y eso, al final, fue la diferencia en el triunfo de los Broncos, por 16-0, en lo que vamos a recordar como un festival de despejes.

Dallas Cowboys en New York Jets
El rompequinielas de la semana... a Dallas le costó tremendamente tener que jugar sin sus dos tackles ofensivos titulares, y luego perder a Amari Cooper durante el partido. Los Cowboys insistieron por tierra con Ezekiel Elliott, como tenía que ser, pero se llevaron una muy sufrida derrota ante unos Jets que llegaban sin victorias en el regreso de Sam Darnold. Los que alegaban que no había que convertir a Elliott en el corredor mejor pagado de la liga solamente necesitan poner la cinta de este juego para convencerse de lo contrario, pese a que el marcador resultó desfavorable, por 24-22. Finalmente, muchas decisiones cuestionables por parte de Jason Garrett a lo largo del cotejo.


Carolina Panthers en Tampa Bay Buccaneers
La jornada dominical de la Semana 6 arrancó con un londinense desde el Tottenham Hotspur Stadium, donde los Panthers apalearon a los Bucs de la mano de Jameis Winston. No, no fue un error. Winston entregó el ovoide seis veces en el duelo, ayudando a la causa de Carolina, aunque para ser justos, a lo largo del partido la mala protección de pase y los pases dejados caer por parte de Tampa Bay fueron factor en el tropiezo por 37-26, un marcador que quedó más cerrado de lo que parecía reflejar el juego.

Seattle Seahawks en Cleveland Browns
Justo cuando parecía que los Browns podían dar un golpe sobre la mesa con un partido altamente competitivo ante un candidato genuino de postemporada, volvieron a perder. Las victorias morales en la NFL no cuentan, pero al menos deben sentirse mejor en Cleveland tras caer así, por 32-28, y no de la manera en que sucumbieron ante los Niners en el "Monday Night Football". Vamos a ver cuánto tardamos en empezar a tomar más en serio a Seattle.

Houston Texans en Kansas City Chiefs
Deshaun Watson lideró a su equipo a una victoria crítica para el desarrollo del joven quarterback, de visita, ante el equipo sensación de la temporada. Una vez que los Texans se empiecen a acostumbrar a este tipo de resultados, serán una verdadera potencia en la NFL. Por el otro lado, en la caída por 31-24, fue notorio que Patrick Mahomes está jugando con molestias, y eso le impide mostrar su mejor nivel. No es momento para hacer sonar las alarmas, pero sí de explorar todas las opciones disponibles en la rehabilitación de su lastimado tobillo.

Washington Redskins en Miami Dolphins
El juego del morbo fue para los Redskins, por 17-16, quienes disfrutaron de partidos sólidos de Adrian Peterson --el corredor que no quería Jay Gruden-- y el novato Terry McLaurin. Para ser honesto, creo que Washington debía llevarse este encuentro con mayor comodidad, incluso de visita, y no sé qué tan preocupante debe ser ganar por apenas un punto ante un equipo como los estos históricamente malos Dolphins. Loable el intento de Miami de ir por el triunfo en conversión de 2 puntos al final, porque al menos muestra un mínimo de orgullo propio, más allá que el resultado no fue el deseado... ¿O sí?

Philadelphia Eagles en Minnesota Vikings
Después de semanas de quejas por un rol reducido en la ofensiva, y hasta la no tan velada sugerencia de que deseaba salir de Minnesota, Stefon Diggs se despachó con el partido de su vida ante los Eagls, para una victoria por 38-20. De recalcarse la efectividad de Kirk Cousins lanzando enjugadas de engaño de carrera, lo que le gana una estrellita a Dalvin Cook por lo que ha hecho a lo largo de la campaña con el ataque terrestre de Minny.

New Orleans Saints en Jacksonville Jaguars
Apenas se convirtió en una moda comercial el look de Gardner Minshew, y parece que se empezó a desgastar la magia del quarterback novato de los Jaguars. Esta tarde ante los Saints, Jacksonville no consiguió anotar touchdown en un tropiezo por 13-6 dondela defensiva de New Orleans jugó sorprendentemente bien. Cada vez falta menos para que regrese Drew Brees, pero nadie se puede quejar del trabajo hecho en su ausencia por Teddy Bridgewater.

Cincinnati Bengals en Baltimore Ravens
El 'otro' equipo sin triunfos en la NFL, los Bengals, volvieron a caer. Baltimore no quita la mira de la cima divisional, y otro juego notable de Lamar Jackson, esta vez más con las piernas que con el brazo. Lo que es cierto es que los Ravens llegarán hasta donde dicte la ofensiva, porque defensivamente están a años luz de lo que nos tenían acostumbrados en temporadas previas. La victoria de hoy, por 23-17, sirve para reforzar la confianza en el equipo de John Harbaugh.