<
>

Patrick Mahomes y Deshaun Watson se perfilan para extensiones lucrativas

El año pasado generó la conversación sobre si el mariscal de campo de los Kansas City Chiefs, Patrick Mahomes, se convertiría en el primer jugador de la NFL de 200 millones de dólares la próxima temporada baja.

Pero esa teoría, tan válida como es, no tomó en cuenta otro factor.

El quarterback de los Houston Texans, Deshaun Watson, estuvo en la clase de draft de Mahomes y también es elegible para recibir su primera extensión de contrato en la NFL esta temporada baja. Watson ya ha presentado su caso para un acuerdo lucrativo repitiendo excelentes juegos que incluyeron la victoria en la Ronda de Comodines el sábado pasado sobre los Buffalo Bills.

Sin embargo, si Watson puede guiar a los Texans a una sorpresiva victoria como visitantes en Kansas City contra Mahomes y los Chiefs, y lleva a Houston incluso más lejos en la postemporada, su precio podría subir mucho más.

De cualquier manera, Mahomes y Watson están perfilados para recibir extensiones de contrato esta temporada baja que podrían restablecer la posición de mariscal de campo y la manera en que se hacen los acuerdos en la NFL.

Watson, de 24 años de edad, lanzó para 3,852 yardas y 26 touchdowns en 15 partidos esta temporada y corrió para 413 yardas y siete anotaciones. Los Texans reclutaron a Watson con la selección global N° 12 en el draft del 2017, dos turnos después que los Chiefs tomaron a Mahomes en la posición N° 10.