<
>

Jadeveon Clowney quiere jugar para un equipo contendiente

Jadeveon Clowney jugó este año con los Seahawks luego de ser canjeado por Houston Texans. Getty

GREEN BAY, Wisc. – Jadeveon Clowney señala que su prioridad en la agencia libre será jugar para un equipo contendiente.

“Yo solo quiero ganar”, dijo el defensivo luego de que la temporada de los Seattle Seahawks llegara a su final tras la derrota dominical en el Lambeau Field, 28-23 contra los Green Bay Packers. “Solo trato de llegar al Super Bowl por cualquier medio. Eso es lo que busco: ¿Quién me llevará? No estoy tratando de llegar a un equipo por dinero. Eso no pasará. No voy a someter a mi cuerpo a todo eso para perder 16 juegos, ir a casa con mi cheque. Odio eso, así que eso no lo haré. Así que, si no puedo ganar un Super Bowl, no iré a ningún equipo que no pueda ganar”.

Clowney, quien cumple 27 años el siguiente mes, encabeza la lista de Seahawks de jugadores programados para convertirse en agentes libres el próximo marzo y será uno de los mejores alas defensivas disponibles en el mercado. Su primer asunto en la temporada baja será determinar si será sometido a cirugía abdominal luego de una lesión que le ha molestado desde la Semana 10. Dice que probablemente la tendrá, pese a que Clowney decidió no ir a cirugía luego de ver al Dr. Williams Meyers, un especialista de Philadelphia el pasado noviembre.

“Ni siquiera sé si mostré algo”, respondió luego de ser cuestionado por jugar lesionado y no someterse a una cirugía que lo hubiese dejado fuera por varias semanas. “Solo quiero mostrarme a mi equipo. No me importa lo que nadie más vea. Estos chicos en el vestidor saben por lo que atravesaba. Sabían que llegaría al domingo y dejar que todo pase, y eso es lo que pidieron”.

“Me decían cada semana: ‘gracias por no renunciar y no darte por vencido’. Yo respondía: ‘Nunca deberán preocuparse por eso conmigo’. Si puedo, lo haré. Así es. Si podía jugar por el resto de temporada, pelearé con ellos, yo pelearía por ellos”.

Clowney fue uno de los defensivos de mayor impacto para Seahawks pese a su bajo total de capturas. Terminó con solo tres capturas en la temporada regular, luego tuvo una en la Ronda de Comodines y una asistida el domingo contra Green Bay para terminar con siete. Sin embargo, terminó quinto en la temporada regular en el índice de ESPN, Pass Russ Win Rate, con 24.8 %. Esa métrica, que es generada por NFL Next Gen Stats, mide que tan seguido un defensivo derrota a su contrario en 2.5 segundos o menos.

También anotó un par de touchdowns defensivos en la campaña. Su golpe a Carson Wentz la semana pasada, que no llevó a un castigo o multa de la liga, noqueó al mariscal de los Eagles.

Los Seahawks adquirieron a Clowney en un canje con Houston Texans a finales de agosto y acordaron no usar la etiqueta de franquicia en él luego de esta campaña. Eso fue después de que rechazó un intercambió con los Miami Dolphins, y luego dijo a la NFL Network que no quería jugar para un equipo que “iba a dejar la temporada hundirse por un maldito quarterback”.

“Ha sido grandioso”, dijo sobre su tiempo en Seattle. “Grandioso. Gran experiencia. Conocí un gran grupo de chicos. Solo les dije: ‘apreció a todos en este vestidor porque no sabía cómo iría cuando llegué a Seattle’… así que me voy con una sonrisa. Me han aceptado desde entonces. Creo que fue una buena experiencia”.

El seleccionado número 1 de 2014, Clowney jugó su quinto año opcional con un equipo en 2018, y firmó un contrato por un año y $ 15 millones de dólares esta campaña, por lo que ha jugado seis temporadas en la NFL sin ser un agente libre irrestricto. Su acuerdo de 2019, que reemplazó su etiqueta de franquicia, incluyó un bono por siete millones que le dio Houston. Los Seahawks son elegibles para negociar una extensión con Clowney desde el final de temporada.

“Tenemos mucho respeto por él, toda la organización”, señaló el apoyador Bobby Wagner. “Yo no sé cómo se sienta esa lesión, pero sé que es duro jugar lesionado… así que le tenemos mucho respeto. Apreciamos que haya salido y haya dado todo. Ha sido un gran jugador, gran compañero, y definitivamente es alguien que merece todo lo que le venga”. La mayoría de los restantes agentes libres irrestrictos de Seattle, son linieros ofensivos o defensivos, incluyendo a Clowney, Jarran Reed, Ezekiel Ansah, Al Woods, Quinton Jefferson, Germain Ifedi, Mike Iupati y George Fant. El apoyador Mychal Kendricks es otro.

Se proyecta que los Seahawks tendrán más de 61 millones libres en el tope salarial para este 2020, de acuerdo al ESPN Roster Management System.

“Sería sorprendente”, dijo Wagner sobre la posibilidad de tener a Clowney de vuelta. “Tienes a un ‘playmaker’, tienes, como dije, un gran compañero de equipo, gran persona, y tener esa dominante buena persona en tu vestidor, en tu equipo, es algo que realmente nos gustaría. Pero, obviamente, negocios son negocios”.