<
>

Ron Rivera, coach de Washington: "Los cambios son necesarios para poder avanzar"

play
Se fueron al otro extremo con el nombre provisional del equipo de Washington de la NFL (1:47)

Pablo Viruega cree que el equipo de Washington de la NFL cambió su nombre a uno en el que no se quisieron arriesgar a ofender a alguien. (1:47)

El entrenador de Washington, Ron Rivera, comprende la monumental tarea que enfrenta al tratar de cambiar la cultura de una franquicia que muchos han considerado tóxica. Cuando Rivera fue contratado en enero, él ya sabía que la cultura necesitaba cambiar. Pero la semana pasada, el Washington Post detalló acusaciones de acoso sexual por parte de cinco ex empleados, enfatizando la necesidad de cambio.

"Hay muchas cosas que debemos cambiar y corregir para poder avanzar", dijo Rivera a Jeremy Schaap de ESPN en Outside the Lines. "Estamos tratando de crear una cultura inclusiva, una cultura en la que las personas nos compren y nos apoyen, nos ayuden, los apoyamos, los ayudamos. Queremos cambiarlo hasta el punto en que las personas estén orgullosas de lo que somos mientras seguimos adelante como organización".

Parte de ese cambio, por supuesto, incluye encontrar un nuevo nombre. La franquicia anunció el jueves que se conocerá temporalmente como el Washington Football Team. El director de marketing, Terry Bateman, le dijo a ESPN el jueves que el proceso podría llevar de 12 a 18 meses. Sin embargo, eso no significa que un nuevo nombre llevará tanto tiempo.

En un momento este verano, Rivera expresó la esperanza de tener un nuevo nombre antes de que comenzara la temporada. Pero después de anunciar el 13 de julio que retirarían su antiguo nombre, les quedó claro que sería difícil tener uno nuevo tan pronto. El propietario, Dan Snyder, había intentado previamente registrar Warriors para un posible equipo de la Arena League, pero los líderes de los nativos americanos han dicho que estaría demasiado cerca del nombre anterior.

"Les dijimos a todos los que hemos aprendido a través de este proceso de tratar de entenderlo que nos llevará al menos 12 a 18 meses hacerlo bien", dijo Rivera. "Es posible que tengamos una decisión sobre el nombre antes; pero para hacerlo bien, para producirlo bien, para hacerlo bien, tenemos que pasar por el proceso".

Ese proceso incluye no solo nombrar un equipo, sino también solicitar y recibir una marca comercial. También significa crear un logotipo. Washington puede adoptar un nuevo nombre y comenzar a usarlo antes de recibir la aprobación final de la marca registrada.

"Probablemente tendremos el nombre mucho antes de lo que creo que esperábamos", dijo Rivera, "pero solo queremos que todos lo sepan, esto tomará un poco más de lo que habíamos previsto originalmente".

Lo mismo podría decirse sobre la cultura de Washington. Muchos empleados se han quejado durante años sobre cómo son tratados en la organización; más de 40 partieron después de la temporada 2018, aunque no todos por insatisfacción. Luego, el 17 de julio, The Washington Post detalló que 15 mujeres y dos periodistas fueron acosadas sexualmente.

"Estaba sorprendido, decepcionado", dijo Rivera sobre los cargos, "sabiendo que esto es parte de la razón por la que estoy aquí, es para cambiar esas cosas, es para asegurarme de que no tenemos este tipo de ambiente. Queremos tener un ambiente de trabajo positivo, no solo para el equipo de futbol, ​​para los jugadores y el personal, sino para la organización misma".

Si bien Rivera y Bateman han hablado públicamente sobre el nombre y, ahora, sobre los cargos, Snyder solo ha emitido dos declaraciones sobre el artículo del Post. Pero Rivera dijo que está bien ser la cara de la organización. Después de ser contratado, Snyder dijo que estarían centrados en el entrenador.

"Bueno, por eso tomé el trabajo", dijo Rivera. "Esto es parte de mis responsabilidades; y es una de las cosas que estoy aprendiendo y aprendiendo a hacer. Y realmente aprecio eso. El Sr. Snyder y yo hablamos a diario, hablamos de las cosas que están sucediendo, hablamos de cosas que ocurren ahora. Y le digo que esta es mi posición, esta es mi postura, y él apoya mucho estas cosas ".

Rivera dijo que también habló con su hija, Courtney, y su esposa, Stephanie, sobre los cargos y la mejora de la cultura. Su hija trabaja para el equipo de redes sociales de Washington; su esposa es una ex entrenadora de la WNBA.

"Créeme, he cometido errores", dijo Rivera, "pero he tratado de aprender de esos errores para poder ser mejor en las cosas a medida que avanzo ... Hablamos de inclusión, ya sea que estamos tratando de mejorar la diversidad de a quién estamos contratando, pero estamos tratando de incluir a todos. Eso es probablemente lo más importante que tenemos que hacer".

Su objetivo, dijo, es crear una "cultura sostenible y ganadora". Eso conduciría a un entorno laboral más fuerte, reiteró.

"Necesitamos gente que nos ayude, en lugar de 'Vamos a encontrar a quién culpar y tratar de enterrar a esas personas'", dijo. "No, sabemos de qué se trata; sabemos cuál es la situación. Ahora busquemos respuestas, implementemos el plan, avancemos con la estrategia y hagamos que esto funcione".