<
>

Bobby Wagner construye su imperio fuera de los emparrillados de NFL

play
Russell Wilson entrena evadiendo robots (0:16)

El mariscal de campo de los Seattle Seahawks tiene un entrenamiento intenso para la próxima temporada. (0:16)

Los movimientos más recientes de Bobby Wagner son parte de un plan más grande para tener un impacto similar al de Earvin 'Magic' Johnson en el mundo de los negocios.

Wagner, de 30 años, cinco veces All-Pro como linebacker para los Seattle Seahawks, está tratando de igualar su éxito en el campo como miembro fundador de Fuse Venture Partners, trabajando junto al ex ejecutivo de Microsoft, John Connors, y el ex ejecutivo de Amazon, Satbir Khanuja.

La firma, anunciada esta semana, se encuentra en las primeras etapas de la inversión de fondos de capital riesgo en Seattle, especializándose en ayudar a las empresas de comercio electrónico a prosperar en la economía moderna con software. Wagner es de Los Angeles, así que es apropiado que siga el plano de Johnson, cuyas empresas están supuestamente valuadas por mil millones de dólares.

"Si puedo llegar a ese nivel --o cuando llegue a ese nivel-- y comencemos a invertir en cosas juntos, eso sería increíble", dijo Wagner a ESPN en una entrevista telefónica esta semana.

Wagner ha expuesto su perspicacia empresarial. El año pasado, negoció su propio acuerdo de tres años y 54 millones de dólares con 24.5 millones de dólares garantizados al firmar. Incluso un puñado de agentes veteranos de la NFL han elogiado en privado el trabajo que hizo.

Entró en la lista de Forbes de "30 Under 30" por varias inversiones exitosas, incluyendo Denali Therapeutics y el Fondo de Liderazgo Cultural de Andreessen Horowitz, con inversión mínima de 500,000 dólares, que incluye contribuciones de Diddy y Shonda Rhimes.

Lo que comenzó como una meta modesta al entrar a la liga en el 2012 --no sigas los pasos de los jugadores de la NFL que quiebran poco después de que sus carreras terminen debido a decisiones financieras imprudentes-- se convirtió en una pasión completa.

Una reunión casual en un seminario empresarial de Seahawks lo acercó a Denali, que Wagner dice tuvo un muy buen desempeño. Últimamente se ha centrado en la tecnología y en cómo dar ejemplo a los jóvenes empresarios negros.

"Debería haber más representación del color en este espacio", dijo Wagner. "Es una gran oportunidad para involucrarse en un espacio [tecnológico] donde no hay mucha gente que se parezca a mí. A medida que crezco y me vuelvo exitoso, soy capaz de traer a algunas personas conmigo".

Wagner se enorgullece de equilibrar su trabajo diario con sus negocios secundarios. En un día de trabajo típico en Seattle, Wagner llega a las instalaciones de los Seahawks alrededor de las 6:30 a.m. Después de los entrenamientos y reuniones, se dirige a las oficinas de Fuse para sesiones de tarde. Escucha las propuestas de inversión y planifica la construcción de diferentes empresas con los CEOs de Fuse.

Wagner se enorgullece de establecer un estándar para los jugadores de la NFL, sabiendo que tuvo un buen desempeño cuando llegó el momento de negociar su propio contrato en el 2019. Él es el linebacker interno mejor pagado del juego.

"Realmente odio la idea de que los jugadores tienen que centrarse únicamente en su deporte", dijo Wagner. "Realmente creo que lo hacen: tienes que ser genial en tu deporte. Pero muchos chicos, cuando terminan, no saben qué hacer y la narrativa es 'Oh, debería haberlo descubierto antes de salir [del juego]'. Pero cuando trata de averiguarlo antes de salir, todo el mundo piensa que no está concentrado en su trabajo diario. Que no puedes tener ambos sentidos... Puedes seguir tu pasión y tu calidad de juego no tiene que caerse".

En un proyecto reciente de ESPN pidiendo a casi 60 empleados de la NFL que clasificaran a los jugadores Top-10 en cada posición, Wagner fue votado como el linebacker N° 1 (entre todos los linebackers internos y 4-3 linebackers externos) por un amplio margen. Quiere que sus negocios superen algún día esa intensidad en el campo.

"Si puedo ser un mejor hombre de negocios de lo que soy jugador de fútbol americano, eso sería bastante exitoso, porque el estándar está bastante alto", dijo Wagner. "Simplemente quiero ser alguien que un jugador de fútbol americano pueda mirar y decir este tipo dominó en el campo y fue capaz de hacer la transición y le va igual de bien. Siento que necesitamos más de eso".