<
>

Deshaun Watson está molesto por proceso de contratación de Texans

El quarterback de Houston opinó sobre posibles candidatos para gerente general, pero el equipo se inclinó por Nick Caserio sin consultarle

Al contratar al ex ejecutivo de los New England Patriots, Nick Caserio, para resolver una gran cantidad de problemas dentro de la organización, los Houston Texans crearon otros adicionales con el mariscal de campo estelar Deshaun Watson.

Watson ofreció información sobre posibles candidatos al puesto de gerente general, pero los Texans no consideraron ni consultaron con los respaldados por su mariscal de campo franquicia, dijeron fuentes de la liga a ESPN.

Adicionalmente, los Texans no informaron a Watson que tenían planeado contratar a Caserio y él se enteró sobre la contratación el martes en redes sociales. Eso contribuyó a que Watson recurriera a su cuenta de Twitter esa noche para escribir, "algunas cosas nunca cambian...".

Los sentimientos de Watson no estaban dirigidos hacia Caserio, dijeron las fuentes a ESPN, sino que fueron indicativos de que la forma en que los Texans volvieron a hacer negocios.

La temporada baja pasada, Houston no dejó que Watson supiera que el receptor abierto estelar DeAndre Hopkins sería canjeado, lo que provocó algo de decepción. Ahora que ha vuelto a suceder, se ha dicho que Watson está infinitamente más molesto, refirieron las fuentes a ESPN.

Esta vez, Watson se había reunido con el propietario de los Texans, Cal McNair, en varias ocasiones, compartiendo su opinión sobre algunos candidatos que estaban altamente recomendados, con Watson sugiriendo que el equipo al menos hablara con ellos, dijeron a ESPN. No esperaba que Houston contratara a los que respaldaba, pero Watson tenía la esperanza que los Texans respetarían los sentimientos del grupo de compañeros que estaba tratando de representar, señalaron las fuentes a ESPN.

Los Texans, sin embargo, no actuaron de acuerdo con las ideas de su quarterback y se adelantaron con una contratación que importaba a un círculo mucho más pequeño del que Watson estaba tratando de ayudar, de acuerdo a las fuentes.

Incluso si los Texans no querían seguir adelante con ninguno de los candidatos recomendados por Watson, las fuentes dijeron a ESPN que Watson quería al menos tener la oportunidad de reunirse con los finalistas de los dueños para ofrecer ideas desde el punto de vista de los jugadores para beneficiar al equipo, y después los Texans podrían contratar a quien quisieran. Esa oportunidad nunca llegó.

Ahora la atención se centra en las consecuencias de la situación. Los Texans claramente tienen un mariscal de campo molesto en sus manos al tiempo que dan la bienvenida a Caserio a su franquicia para tratar de ayudar a reconstruirla.

Ya ha habido especulación que Watson podría exigir un canje, aunque Caserio apenas está comenzando su trabajo y el equipo todavía no tiene un entrenador en jefe. Si el equipo canjeara a Watson, tendría que absorber un impacto en el tope salarial de 22 millones de dólares, aunque podría recibir una recompensa de selecciones del draft y jugadores.

Sin embargo, el desorden para el que Caserio fue contratado para limpiar es mayor debido a los eventos que rodearon su contratación, ya que ahora incluye un mariscal de campo franquicia desilusionado.