<
>

Chase Young quería enfrentar a Tom Brady; el deseo se le concede

Una joven y naciente estrella, está muy emocionado por enfrentar a la leyenda

LANDOVER, Maryland, EE.UU. (AP) — Chase Young corrió por todo el campo después de que Washington aseguró su boleto de playoffs. No podía contener su emoción por saber quién sería su próximo rival.

“¡Tom Brady!”, gritó el ala cerrada. “¡Aquí voy, quiero a Tom!”.

Deseo concedido. Young y Washington, monarca de la División Este de la Conferencia Nacional, se medirán el sábado por la noche con Tom Brady y los Tampa Bay Buccaneers en la primera ronda de los playoffs.

Será un extraño duelo en el cual el equipo local y monarca divisional no parte como favorito. El partido que marcará el debut de Young en los playoffs será el 42do de Brady en estas instancias, y el primero que el célebre mariscal de campo dispute sin el uniforme de los New England Patriots.

El veterano de 43 años tiene una oportunidad de abrillantar incluso más su currículum.

“No podemos dar nada por seguro. Hay que ganarse todo”, comentó Brady. “Vamos contra un monarca divisional, un equipo muy talentoso. Ciertamente tiene muchos jugadores capaces de hacer buenas jugadas a la defensiva, así que tendremos que buscar que las cosas salgan bien. Para avanzar, hay que jugar bien”.

Tampa Bay (11-5) ha hecho justo eso con Brady, a lo largo de una racha de cuatro victorias consecutivas desde su semana de descanso. Washington (7-9) se coronó en la peor división de la liga, en parte gracias a la estupenda temporada de novato de Young, y al liderazgo ejercido por el quarterback Alex Smith, dos años después de sufrir una fractura grave de la pierna derecha.

El currículum de Brady en postemporada es ampliamente conocido: 30 victorias, seis campeonatos del Super Bowl —el doble de los que Washington tiene en toda su historia— 73 touchdowns y 35 intercepciones. Young está entusiasmado por medirse con Brady, tras liderar a todos los novatos con siete capturas y media de quarterback.

“Estoy emocionado por ir contra el mejor”, dijo Young. “¿Piensan que no estoy emocionado por jugar contra el más grande de todos los tiempos? Entonces se equivocan. Me emociona jugar contra el gran Tom. No voy a disculparme por decir que lo quería. Quiero a todos los mariscales de campo a los que enfrento”.

Presionar a Brady con frecuencia y desde los albores del encuentro constituiría quizá la única oportunidad de que Washington dé la sorpresa. Lo intentará con cuatro frontales, incluido Young y otras selecciones de primera ronda del draft: Montez, Sweat, Jonathan Allen y Daron Payne.

La defensiva de Washington ha sabido frenar los ataques aéreos. Los Bucs saben las dificultades que enfrentarán.

“Vamos a estar muy ocupados con esa línea defensiva, una de las mejores de la liga”, advirtió Brady. “Estamos preparados para el desafío. El duelo debería ser divertido”.