<
>

Razones para ver la jornada sabatina de la Ronda Divisional

La segunda ronda de los playoffs arranca su acción con dos duelos atractivos: Rams en Packers y Ravens en Bills

La Ronda Divisional de los playoffs arranca este sábado con la doble cartelera entre Los Angeles Rams y Green Bay Packers, por la tarde, mientras los Buffalo Bills recibirán a los Baltimore Ravens en el nocturno.

Green Bay debutará en la postemporada luego de terminar como el sembrado N° 1 en la Conferencia Nacional y Los Angeles viene de una sorpresiva victoria en la Ronda de Comodines sobre los Seattle Seahawks.

En el otro duelo, Buffalo viene de su primer triunfo en playoffs desde 1995 y se mide a Baltimore, que ganó por primera vez en postemporada con Lamar Jackson como su quarterback.

Con los primeros boletos a las Finales de Conferencia en juego, estas son las razones por las que no te puedes perder los partidos de la Ronda Divisional:

LOS ANGELES RAMS EN GREEN BAY PACKERS

play
2:00

¡Partidazo! El mejor QB ante el mejor defensivo y el mejor receptor ante el mejor esquinero

Tapa Nava afirma que será un gran partido en el que le explosiva ofensiva de Packers enfrenta a la antológica defensiva de Rams.

Los Rams visitan la tundra helada de los Packers en una de las llaves de los playoffs que brinda acceso desde la Ronda Divisional al Juego de Campeonato de la NFC. Aunque disminuidos por lesiones, particularmente en la posición de quarterback, es seguro que Los Angeles dará buena batalla al favorito Green Bay.

Aquí, lo más importante en torno al duelo:

Trama a seguir: El head coach de los Packers, Matt LaFleur, es un amigo muy cercano del head coach de los Rams, Sean McVay. De hecho, fue su discípulo. Ambos coincidieron por primera vez con el Washington Football Team en el 2010, donde LaFleur fue coach de quarterbacks hasta el 2013 y McVay llegó con un puesto menor, el de asistente ofensivo. Al año siguiente, McVay fue promovido a coach de alas cerradas, donde estuvo hasta el 2013, siendo ascendido a coordinador ofensivo en el 2014, para quedarse allí hasta el 2016. Cuando McVay recibió su oportunidad como head coach de los Rams en el 2017, inmediatamente contactó a LaFleur para que sirviera como su coordinador ofensivo, aunque solo estuvo un año en Los Angeles antes de asumir el mismo puesto al año siguiente con los Tennessee Titans. Aunque provienen del mismo árbol genealógico de coaches, y usan el mismo sistema y lenguaje, su selección de jugadas difiere bastante, producto de las diferencias notables entre las ofensivas. Ese contraste será uno de los puntos más importantes a seguir este sábado.

Figura a seguir: The Terminator. Aaron Donald se declaró listo para jugar y sin dolor, después de abandonar el partido del pasado fin de semana contra los Seahawks, y su objetivo será incomodar tanto como sea posible al otro Aaron, Aaron Rodgers. En la campaña regular, los Packers solamente sufrieron dos partidos realmente malos en términos de protección de pase: en la Semana 6 ante los Bucs, cuando permitieron cuatro capturas en una derrota, y en la Semana 11, cuando cedieron cinco capturas en una victoria apretada sobre los Panthers. En esos duelos, los tackles defensivos Ndamukong Suh y Derrick Brown se anotaron un combinado de tres capturas. Donald es kilométricamente superior a ambos en términos de presión al pasador, y los Rams gustan moverlo por toda la línea ofensiva. Será interesante ver cuántas veces intentan aprovechar la ausencia del tackle izquierdo David Bakhtiari con Donald, o dejarán trabajar ahí primordialmente a Leonard Floyd, quien tuvo una temporada de destape este año. Seguro, las capturas son importantes, pero también hay que tomar en cuenta los apresuramientos y golpes al quarterback para medir el impacto que pueda tener Donald en el juego.

Estadística a seguir: En la temporada regular, Jalen Ramsey permitió solamente en una ocasión que un receptor abierto rival superara las 50 yardas por recepciones en un juego: Amari Cooper en la Semana 1. Solamente cedió un touchdown en la campaña: una solitaria recepción de 4 yardas de Stefon Diggs en la Semana 3. Este fin de semana, Davante Adams alineará frente a él, presumiblemente, en la mayoría de jugadas, Adams lideró a la liga con 18 recepciones de touchdown, pese a que se perdió dos partidos por lesión. Su entendimiento con Rodgers es casi telepático, pero frente a él tiene al que posiblemente fue el mejor esquinero en la campaña. Los números finales de Adams podrían darnos un buen indicio de quién se lleva este partido, en uno de los mejores pareos individuales de todo el fin de semana.

Pronóstico: Los momios tienen a los Packers como favoritos por 6.5 puntos como locales, y la línea de alta y bajas ha sido fijada en 45.5. A su vez, el Football Power Index de ESPN indica que Green Bay posee un 65.1 por ciento de posibilidades de avanzar a la siguiente ronda. Sí, el quarterback Jared Goff llega tocado del pulgar de su mano de lanzar, y Donald tuvo el problema en las costillas. Además, Cooper Kupp sufrió una lesión de rodilla. Con todo y eso, espero un partido más cerrado del que algunos auguran, con Green Bay ganando, pero sin cubrir su línea. -- Rafael Zamorano

BALTIMORE RAVENS EN BUFFALO BILLS

El partido entre Ravens y Bills se perfila como el más parejo de toda la Ronda Divisional, de acuerdo al "Football Power Index" de ESPN y sin duda podría ser el más atractivo de todo el fin de semana.

Por un lado, Lamar Jackson llega en su mejor forma al frente de los Ravens, que han estallado en su ataque terrestre en las últimas semanas y su defensiva demostró que puede ser capaz de detener a un ferrocarril como Derrick Henry, así que dependerá de Josh Allen encontrar maneras para lastimar con sus pases rápidos para obligarlos a abrir carriles para escaparse por tierra.

La trama a seguir:Jackson vs. Allen. No hay más. El primero ya ganó un premio al Jugador Más Valioso de la NFL y ahora busca su primer anillo de campeón, mientras Allen tuvo una campaña digna de competir por el galardón, aunque se quedará corto en su batalla contra Aaron Rodgers y Patrick Mahomes.

No es un secreto, lo que hagan los mariscales de campo será crucial para sus equipos y en este caso veo ventaja para Allen, quien tiene mejores armas para lanzar el balón en caso que le cierren espacios para correr, algo que no puede argumentarse con Jackson.

La figura a seguir: Stefon Diggs. Los Bills nunca en su historia habían tenido un líder receptor de la NFL hasta este año que llegó Diggs, quien terminó con 1,535 yardas en la temporada, convirtiéndose en una pieza clave para el desarrollo de Allen como pasador. Si Diggs logra superar al perímetro de Baltimore encabezado por Marlon Humphrey y Marcus Peters, entonces Buffalo podría dirigirse a su primera Final de Conferencia desde 1993, año en el que perdieron el último de cuatro Super Bowls consecutivos.

Diggs no estará solo, John Brown y Cole Beasley podrían verse beneficiados si el receptor N° 1 recibe atención extra de los Ravens.

La estadística a seguir: 6.7. Esas son las yardas por acarreo que tuvieron los Ravens en su triunfo de la Ronda de Comodines sobre los Titans, en el que terminaron con 236 yardas en 35 acarreos y dos touchdowns, incluyendo una escapada de 48 yardas de Jackson para dar la vuelta al partido.

Eso no fue todo, la defensiva de Baltimore se sumó al esfuerzo limitando a Tennessee a apenas 2.3 yardas por acarreo a pesar de contar con el líder corredor de la NFL, Derrick Henry, quien terminó con apenas 40 yardas en 18 acarreos.

Los Ravens deben apostar a seguir corriendo en Buffalo, sobre todo si el partido se juega bajo nieve como está pronosticado, esa es su mejor opción para escapar con la victoria.

El pronóstico: Está bien, ya hablé mucho de Baltimore y por alguna razón llegan como favoritos, pero me parece que están menospreciando a los Bills, que por algo terminaron como el sembrado N° 2 en la Conferencia Americana.

En la Semana 17, Buffalo destruyó a una defensiva tan sólida como la de los Miami Dolphins y se dio el lujo de darle descanso a sus titulares en la segunda mitad, es cierto que ante los Indianapolis Colts parecieron sufrir más de lo esperado al final, pero sería ingenuo pensar que los Bills no corrigieron los errores.

A pesar del dominio histórico de los Ravens sobre Buffalo (6-3 en todos sus enfrentamientos y tres triunfos consecutivos), me parece que serán los Bills los que saldrán adelante y la próxima semana estarán retando en el Arrowhead Stadium a los actuales campeones Kansas City Chiefs. -- Erick Cervantes Roon