<
>

NFL Draft 2021: los predilectos de gran valor de Sebastián Martínez Christensen para rondas posteriores

play
Kyle Trask, un prospecto intrigante en la posición de quarterback (1:03)

El pasador de los Gators ha impresionado pese a tener poca actividad en su carrera colegial. (1:03)

Durante todos los sorteos de novatos de NFL, hay un listado de jugadores que me enamoran, sean prospectos de primera línea o jugadores que creo pueden representar gran valor en rondas posteriores.

El tiempo es el único que puede juzgar la carrera de todos estos prospectos, pero en lo que ya es una costumbre en cada draft, aquí va mi listado de "Amor de Hombres".

WALKER LITTLE, OT, STANFORD

Es fácil olvidarse que Little fue uno de los mejores prospectos saliendo del secundario en 2016. También es sencillo pasar por alto que antes del comienzo de la temporada 2019, estaba llamado a ser una de las primeras cinco selecciones del siguiente draft. El problema es que ha jugado un sólo partido en los últimos dos años, dado que se lesión la rodilla después de un juego en 2019 y optó por no jugar esta pasada temporada. Tiene muy buenos pies, y aunque le falta algo de fortaleza en el tren superior, está llamado a ser titular por mucho tiempo en la NFL si se mantiene saludable. Si cae al final de la segunda ronda o a la tercera, será un robo para el equipo que lo seleccione.

TREY LANCE, QB, NORTH DAKOTA STATE

En un año en el cual Trevor Lawrence y Zach Wilson se han llevado todos los reflectores en cuanto a la clase de mariscales se refiere, personalmente creo que es Trey Lance el que tiene el techo más alto. Me recuerda a Josh Allen, dado que tiene todos los atributos físicos, y la única crítica que se le encuentra es que jugó a nivel FCS y apenas disputó un partido la temporada pasada, tras la cancelación por COVID. Ningún otro mariscal ha jugado más detrás de centro, tiene un intelecto envidiable para un chico de 20 años, y es una doble amenaza dado que no sólo su brazo es un cañón, sino que además te puede lastimar con sus piernas. Es verdad que no es un producto terminado y está algo verde, pero si un equipo tiene la paciencia para esperar un año, quizás termine eligiendo al que a la postre, termine siendo el mejor mariscal de este sorteo.

PAULSON ADEBO, CB, STANFORD

No quedan dudas de que es una clase muy profunda de esquineros, pero si me preguntan cuál de los que no se llevan los reflectores podría tener el mayor impacto, sin dudas me inclinaría por Adebo. Tiene una combinación inusual de tamaño y atleticismo, y es un auténtico "ball-hawk", es decir que generalmente capitaliza sus oportunidades de generar pérdidas de balón. No jugó la temporada pasada, y a veces su agresividad le juega en contra, como le pasó ante Grabriel Davis y UCF en 2019, pero su capacidad sus atributos físicos combinados con un techo muy alto al cual todavía está lejos de llegar, deberían significar que un equipo se lo "robará" en la tercera ronda.

QUINN MEINERZ, OL, WISCONSIN WHITEWATER

No es común que un chico que jugó en la División III se convierta en un prospecto codiciado. Sin embargo, eso es exactamente lo que logró Meinerz tras brillar en el Senior Bowl. Lo curioso es que si revisas sus videos de partidos, no te impresionan tanto como su actuación ante mejor competencia. No jugó la temporada pasada, y es evidente que mejoró su posicionamiento de manos y sus movimientos aparentan ser más eficientes. Jugó como guardia izquierdo en Wisconsin Whitewater, pero lo imagino moviéndose a centro en la NFL. ¿A quién no le gustan las historias de Cenicienta?

JAELON DARDEN, WR, NORTH TEXAS

En la NFL siguen excesivamente enfocados en los medibles. Esa es la razón por la cual se cuestiona tanto a DeVonta Smith, pese a que viene de tener una temporada fenomenal y ganar el trofeo Heisman. Imagínense entonces lo que le queda a un receptor abierto como Jaelon Darden, quien jugó una Universidad pequeña como North Texas, y quien mide 5´8" y pesa 175 libras. No obstante, las reglas en la NFL han cambiado, y creo que los "diminutos" receptores tienen más posibilidades de prolongar sus carreras. Darden tiene velocidad de elite, puede quitarle el techo a tu defensiva en cualquier momento, y además aportará en equipos especiales. Está catalogado como receptor, pero es simplemente un arma, que algún equipo elegirá en el tercer día, y genuinamente creo que tendrá éxito en el siguiente nivel.

GREGORY ROUSSEAU, EDGE, MIAMI

Si me preguntaban después de la temporada 2019, les hubiese dicho que Rousseau sería una de las primeras cinco selecciones del draft. Sin embargo, optó por no jugar la campaña pasada, y sus acciones bajaron estrepitosamente. Tiene un tamaño imponente, y en 2019 terminó sólo segundo de Chase Young con 15.5 capturas. El problema para él, es que no es el más explosivo desde el extremo, y muchas capturas llegaron desde el interior. Tiene la versatilidad para formar en toda la línea, y aunque todavía no es el más fluído, estoy convencido de que si los equipos tienen paciencia y lo entrenan, dentro de dos temporadas, será el mejor liniero defensivo de este draft.

ZAVEN COLLINS, LB, TULSA

Uno de mis prospectos favoritos de este draft. Fue mariscal en el secundario, y luego hizo la transición a ala cerrada en Tulsa, hasta que debido a las lesiones, terminó jugando como linebacker como emergencia. El resultado fue que ganó el premio Bronco Nagurski y Chuck Bednarik. Tiene un atleticismo inusual para la posición, es muy buen tackleador, tiene rango y es más que aceptable cuando le toca estar en cobertura. Todavía algo lento para diagnosticar las jugadas, pero el cielo es el límite para Collins, quien yo creo, terminará siendo el mejor jugador defensivo de este sorteo. Me recuerda algo a Leighton Vander-Esch, quien antes de las lesiones, estaba llamado a ser una estrella.

JAYLEN WADDLE, WR, ALABAMA

Es un draft en el cual Ja´Marr Chase y DeVonta Smith se llevan la mayoría de los reflectores, pero honestamente creo que de no haberse fracturado el tobillo esta pasada temporada, estaríamos hablando de Waddle como el mejor receptor de este draft. A mi juicio, tiene características muy similares a las de Tyreek Hill, es decir que posee una velocidad de elite y es también letal en equipos especiales. Pese a no tener el mayor tamaño, puede formar afuera, dado que es físico y las pelotas 50-50 suelen ser suyas. Mostró agallas al jugar en el partido por el título pese a estar claramente diezmado, y cualquier equipo que lo elija en la primera ronda, se llevará una estrella.

BREVIN JORDAN, TE, MIAMI

Cuando se habla de alas cerradas en este draft, se habla de Kyle Pitts, y no los culpo, dado que es quizás el mejor jugador de todo el sorteo. Pero eso no significa que no puedas obtener valor en la posición, un poco más tarde en el sorteo. Jordan es muy atlético y ha pulido mucho su árbol de rutas. Tiene una personalidad alfa, y excelentes manos. Todavía debe mejorar su técnica a la hora de bloquear, pero lo veo siendo elegido en el segundo día, y teniendo impacto inmediato en la NFL.

JARET PATTERSON, RB, BUFFALO

No es secreto que año tras año, se puede obtener mucho valor en rondas posteriores en la posición de corredor. De ese grupo, tal vez, Patterson sea mi favorito. Su altura es baja, pero su potencia es infinita. Increíble balance, y nunca parece caerse ante el primer intento de tackle. Tiene una ética de trabajo legendaria, buena visión y aceptable velocidad final. Quizás lo que más sorprende es que es un excelente bloqueador. Me recuerda algo a Maurice Jones-Drew y creo que un equipo se llevará un titular inmediato y hasta potencial corredor de tres intentos en el tercer día de este draft.