<
>

Urban Meyer descarta cualquier interés en regresar a las filas colegiales con USC

Los Trojans despidieron a su head coch Clay Helton, y el nombre del nuevo entrenador en jefe de los Jaguars comenzó a ciruclar ocmo posibilidad

JACKSONVILLE -- Borren a Urban Meyer de la lista de candidatos para el puesto de head coach de USC.

El entrenador en jefe de los Jacksonville Jaguars dijo este miércoles que "no hay modo" de que deje a la NFL por ese puesto, que quedó vacante cuando USC despidió a Clay Helton el lunes.

"Estoy aquí y comprometido a tratar de construir una organización", explicó Meyer.

A inicios de este mes, Meye también señaló que no extraña el reclutamiento.

Meyer está en su primera temporada con los Jaguars después de conquistar tres campeonatos nacionales y un registro combinado a nivel colegial de 187-32 durante sus mandatos en Bowling Green, Utah, Florida y Ohio State. Obtuvo dos de esos títulos (2006, 2008) con los Gators, a quienes condujo a un récord combinado de 65-15 en seis temporadas. También lideró a los Buckeyes al título nacional en el 2014 y sumó una marca de 83-9 en siete temporadas en Columbus, Ohio.

El mandato de Meyer con los Jaguars ha comenzado de manera dispareja. Contrató al ex asistente de fuerza y acondicionamiento de Iowa, Chris Doyle, quien había alcanzado un acuerdo de separación con la universidad después de ser acusado de comentarios racistas y abuso a los jugadores. Doyle renunció al día siguiente.

Meyer también tuvo al primer recluta global, Trevor Lawrence, dividiendo repeticiones con el primer equipo con Gardner Minshew II a lo largo de la mayor parte el campamento de entrenamiento, nombrando a Lawrence como el titular entre el segundo y tercer partido de pretemporada. Minshew fue traspasado a los Philadelphia Eagles antes del inicio de la temporada.

Los Jaguars lucieron mal en su derrota de apertura de temporada por 37-21 ante los Houston Texans el domingo. Sufrieron seis pases dejados caer, usaron dos tiempos fuera en la primera mitad para evitar castigos por retraso de juego, y tuvieron múltiples castigos por formación ilegal, además de contar con 12 hombres en la reunión previa a la jugada. Lawrence lanzó tres intercepciones.

Meyer desechó críticas a su lenguaje corporal en las laterales durante la derrota, y reiteró que está comprometido a darle rumbo a una franquicia que ha perdido al menos 10 partidos en nueve de las últimas 10 campañas. También dijo creer que el equipo puede ganar, y que le gusta lo que ha visto en el vestidor.

"No quiero caer nunca en la trampa de decir, se trata de un plan a tres años, se trata de un plan a cuatro años", dijo Meyer. "Eso no es justo para los jugadores. Se trata de un plan a un partido, y luego nos preocuparemos sobre el siguiente juego", Hay tipos que han jugado mucho fútbol americano ese vestidor, y ellos merecen lo mejor de nosotros. y es lo que es. Más allá de un alma lastimada que todos tenemos ahora, seguimos luchando, y como dije, probablemente tendría un rostro diferente si tuviera jugadores malos. No es el caso, para nada".