<
>

De Arrascaeta recordó su prueba frustrada en Danubio

Los resultados del examen estarán a más tardar el domingo. EFE

Giorgian De Arrascaeta, jugador del Flamengo de Brasil, contó que antes de fichar por Defensor como juvenil estuvo una semana a prueba en Danubio, según narró el jugador en una entrevista por Instagram con el humorista El Gaucho Influencer.

“Estaba jugando en Anglo de Fray Bentos, era un año más chico que los de la categoría, creo que era sub 14 y me surgió la posibilidad de venir a probarme una semana a Montevideo, en Danubio. Casi nadie sabe esto, porque yo salí de Defensor. Estuve una semana y me dijeron que era chico, que no iba a tener muchas posibilidades. A esa edad a uno le pega fuerte por la ilusión que tenía de venir a jugar al fútbol de Montevideo. Me volví triste para mi pueblo. Continué jugando en el interior y al año siguiente tuve la posibilidad de probarme en Defensor Sporting”, contó el actual jugador de la selección uruguaya.

De Arrascaeta también dijo que sus comienzos en Defensor no fueron sencillos. “Cuando llegué tuve suerte porque yo era bien flaco al lado de mis compañeros, y en cancha grande los otros compañeros me pechaban, me ganaban físicamente, no podía quedarme la pelota. La lluvia me salvó un día porque tuvimos que entrenar en cancha de fútbol cinco. Ahí, el técnico que tenía, Román Silva, y el coordinador Juan Ahuntchaín me dijeron que querían que fichara por Defensor”, explicó.

También, dijo que otro aspecto por el que le costó arrancar en el tuerto fue que en su primer año jugó apenas cuatro partidos completos, y vivía solo en la pensión del club con 20 amigos. “Económicamente, mis padres me ayudaban con lo que podían. Mi madre a veces hacia pasteles. Por lo que ganábamos en esa época juntábamos entre todos para bancarnos. Estando solo en Montevideo extrañaba mucho, yo que era hijo único, más todavía”, contó.