<
>

Benzemá destaca unión en el Real Madrid

play
La goleada del Real Madrid no cuenta la verdadera historia en el Zorrilla (1:51)

La suerte estuvo de parte de los merengues gracias a remates en los postes, un penal errado y dos goles anulados por una sala de VAR 'vacía'. (1:51)

Karim Benzemá firmó un doblete en la victoria del Real Madrid por 1-4 sobre Valladolid en el papel de capitán en ausencia de Sergio Ramos y como capitán del barco, ha intentado negarlo todo.

Benzemá rechazó que la “semana negra” en que el Real Madrid lo perdió todo haya desembocado en una fractura en el vestidor como ha trascendido desde hace varios días.

“(El grupo) está unido siempre. Lo que pasa en el vestuario se queda en el vestuario. Veo al vestuario unido, si no lo estuviéramos, no habríamos hecho un partido como el de hoy (domingo)”, dijo el francés a los medios en el José Zorrilla de Valladolid.

Benzemá desempeñó el papel de capitán merengue en ausencia de Ramos, quien cumplió con un partido de sanción en la grada, mientras que Marcelo se mantuvo en la banca como ha sido habitual en las últimas semanas y sólo jugó dos minutos en la victoria en Valladolid.

Ademas, Isco Alarcón se quedó en Madrid, fuera de la convocatoria y con un expediente disciplinario abierto por incumplir el código interno.

Benzema tuvo el detalle de cederle el gafete a Marcelo durante su testimonial participación, “porque es el capitán”.

Según publicó el diario Marca, el brasileño tuvo un altercado con Ramos en el último entrenamiento.

Benzemá, quien el domingo llegó a 22 goles en lo que va de la campaña, nueve más que cualquier otro jugador merengue, también contradijo a Luka Modric, quien apenas el lunes afirmó que el gran problema del Real Madrid durante la campaña radica en que hay jugadores que “debían dar un paso al frente” tras la salida de Cristiano Ronaldo y no lo han hecho.

“Yo no opino eso”, afirmó el máximo goleador del equipo en la actual temporada. “Cada uno puede pensar lo que quiera. Yo no pienso así. Cristiano ya no está en el Real Madrid. Siempre que estamos en el campo, todos ayudamos para meter goles y ganar”.

El francés también negó que la relación del grupo con el aún entrenador Santiago Solari sea “complicada”, como admitió el central Nacho Fernández minutos antes. De hecho, fue más allá al manifestar su apoyo al argentino ante la posibilidad de que sea destituido esta misma semana, si es que el club encuentra un entrenador dispuesto a tomar las riendas.

“Eso es tema del club. Estamos bien con él (Solari), siempre apoyando desde el primer día hasta el último. Ojalá (siga hasta el final de la temporada). Claro que al vestuario le gustaría que siguiera. Yo quiero”, señaló.

De momento, las opciones son, de menos, limitadas.

La directiva sueña con el regreso de Zinedine Zidane, quien, de acuerdo con el expresidente del club, Ramón Calderón, “ya ha dicho que no”, al menos para el presente curso. El viable, al parecer, es José Mourinho. El técnico que por allá de 2010 dijo que jugar con Benzemá era “cazar con gato”.

Ante pregunta expresa sobre su opción favorita, Benzemá respondió con una palabra: “Solari”.