<
>

Barça espera a un Liverpool menos intenso en la Ida

play
Messi vs. Salah, férreo pulso por el Balón de Oro (1:10)

El mundo del deporte opina acerca de quién debería llevarse el codiciado trofeo el 2019. (1:10)

BARCELONA -- Cerrada la conquista de la Liga, el Barcelona comenzó a trabajar este lunes directamente la eliminatoria de Champions que abrirá el miércoles frente al Liverpool en el Camp Nou. “Les hemos estado viendo” reconoció en la jornada previa al partido ante el Levante Valverde y un día después sus futbolistas ya conocieron al detalle la personalidad del equipo dirigido por Jurgen Klopp.

Entendiendo que la eliminatoria representará un auténtico choque de estilos, desde el Barça se considera “fundamental” imponer su propia filosofía, sabedor de que el Liverpool presentará un duelo de marcado carácter físico y dirigido a convertir los dos partidos en una ida y vuelta que al entrenador azulgrana, lo ha reconocido en más de una ocasión, no le gusta precisamente.

Atacar por las bandas a dos laterales (Alexander-Arnold y Robertson) que tienen lagunas defensivas es una de las facetas especialmente puestas en el plano. “Les cuesta mantener la posición y no se perfilan bien”, convino una fuente del área deportiva azulgrana, destacando que sus centrales son “excelentes en defensa y peligrosos en jugadas de estrategia, a balón parado, por alto… Pero no participan tanto en el juego”.

Especial atención existe en la “rapidez de sus delanteros. Provocan un problema en cualquier despiste y rematan sin esperar” según esta misma fuente, quien advirtió la importancia de “mandar” en el medio campo. Ahí “son trabajadores pero no tienen la calidad que el Barça” y son llamados, por Klopp, a un desgaste absoluto por el pressing que les ordena sobre los rivales.

Precisamente Valverde anunció en este sentido una “eliminatoria con mucho desgaste”, avisando de la dificultad de un cruce al que su equipo llegará relanzado por el título liguero. “Ganar un título es algo muy poderoso para el partido del miércoles, mucho más que el cansancio” explicó un Valverde que ante el Levante, de forma indirecta pero clara, comenzó a dar pistas respecto a su elección de jugadores para recibir al conjunto inglés.

La suplencia de Messi ante Alavés y Levante provocó que Coutinho y Dembélé, llamados a jugarse un puesto, coincidieran en el once en los dos últimos partidos ligueros del Barça. Y a lo visto el sábado, primero en el césped y después por la decisión del entrenador, el brasileño partiría con mayores opciones de formar parte de la alineación ante el Liverpool. Sustituido, precisamente por Messi, al acabar la primera mitad ante el Levante, Coutinho dejó el campo tras protagonizar una notable primera mitad, advirtiéndose en el cambio de Valverde su deseo de darle descanso.

PERSONALIDAD

La presencia de Coutinho en ataque, con labores también de acompañamiento en la conducción de balón y enlace junto a Arthur y Messi, la tendría más decidida el cuerpo técnico que el titular en el lateral derecho, puesto para que el pugnan Semedo, quien fue suplente en el Camp Nou tanto ante Lyon como Manchester United, y Sergi Roberto, titular en casa y suplente a domicilio en ambas eliminatorias, pudiéndose sospechar que fuera el catalán, con mayor incidencia también en el juego de combinación y que descansó en el partido contra el Levante, quien entrase en la alineación.

Consciente de que sentenciar la eliminatoria en este primer partido es una utopía, el cuerpo técnico azulgrana sostiene la importancia de imponer la personalidad de su juego ante un rival al que esperan vertiginoso en el contragolpe y del que se sospecha entrará en el partido del Camp Nou con una fuerte presión en la salida de balón.

“En Anfield sí apretarán arriba; en Barcelona puede que esa presión no sea tan asfixiante, pero propondrán un partido más físico para buscar la contra”, apostó Òscar García, exentrenador del Barça Juvenil, quien no espera a un Liverpool “especialmente defensivo” y sospecha que sin realizarle un marcaje al hombre sí habrá “especial vigilancia, con ayudas, sobre Messi”.

En el centro del campo se sabe indiscutible la presencia de Busquets (suplente en dos de los tres últimos partidos) y de Rakitic (quien descansó en dos de los últimos cinco), apuntándose a Arthur como el tercer hombre en la zona por encima del incombustible Arturo Vidal, llamado a ser el primer recurso para un entrenador que le tiene en gran consideración.

El Barça, que entrenó este lunes en una suave sesión de recuperación tras el partido frente al Levante… Y la fiesta posterior de celebración, tiene estudiado a fondo a un Liverpool que llegará a Barcelona con un día más de descanso pero la presión de combinar Premier y Champions en su calendario.