<
>

El regreso de Leo y Ter Stegen, lo mejor del Barça

play
Ansu Fati a los 9 años jugando para el Sevilla (0:47)

La joya de 16 años del Barcelona, supo vestir la camiseta de los Blanquirrojos. (0:47)

TER STEGEN. Salvador. Salvó una ocasión magnífica a Reus a los 24 minutos y luego le atajó un penalti al mismo Reus, ya en la segunda mitad. Imprescindible para entender a este equipo.

SEMEDO. Intercambiado. Empezó en la derecha, sufriendo en las contras locales y luego, a los 40 minutos, pasó la izquierda tras la lesión de Alba. Igualmente tuvo que emplearse a fondo para vigilar la electricidad local y cometió un penalti innecesario a Sancho, que luego salvó Ter Stegen.

PIQUÉ. Veterano. Sabedor de la velocidad en ataque del Borussia, no abusó de sus incursiones ofensivas, resguardando la defensa. Bien por alto, tuvo problemas con el juego de combinación.

LENGLET. Atribulado. Ocupado en tapar los espacios en la izquierda, tuvo que ir de un lado a otro. Bien colocado en defensa estática, a la carrera sufrió de lo lindo, aunque supo acudir rápido al corte.

JORDI ALBA. Lesionado. Tuvo problemas al correr hacia atrás, buscó combinar en ataque hasta que se lesionó y fue sustituido por Sergi Roberto antes del descanso.

BUSQUETS. Centrado. Intentó poner orden en la salida de balón. Se avanzó para tratar de impedir la salida rápida del rival e intentó buscar la combinación rápida con sus compañeros en el centro del campo. Le sustituyó Rakitic a los 60 minutos.

DE JONG. Convencido. Buscó el balón, el pase en corto y largo, la conducción y el desmarque. Siempre bien colocado, le faltó, acaso, algo más de atrevimiento en el disparo.

ARTHUR. Fundido. Se presentó con galones, dirigiendo, mandando y conduciendo con acierto el balón… Hasta que en apenas media hora pareció agotado. Se mantuvo hasta el final, pasando de puntillas por el partido.

GRIEZMANN. Entregado. Peleón en la presión, bajando a defender cuando era necesario, combinó de primeras de manera excelente con Ansu o Suárez y buscó el remate sin suerte.

SUÁREZ. Gafado. Sigue sin marcar en Europa y ya suma 19 partidos a cero lejos del Camp Nou. Bürki le salvó un remate envenenado al comienzo del segundo tiempo. Luchó como siempre… Sin suerte.

ANSU FATI. Eléctrico. Descarado y atrevido, como siempre, comenzó con mal pie, perdiendo hasta tres balones pero sin por ello cambiar su forma de actuar.

Mejor por la izquierda por la derecha, fue marcado de cerca para evitar su velocidad. Se marchó a la hora de partido, cuando le sustituyó Messi.

SERGI ROBERTO. Urgente. Entró por Alba a los 40 minutos, colocándose en el lateral diestro. Mejor en ataque y sufrido en defensa, le dio la consistencia necesaria cuando ya no alcanzaba a más Arthur.

RAKITIC. Solvente. Ocupó el lugar de Busquets, dando mayor recorrido al juego ofensivo y presionando muy arriba la salida de balón del Borussia. Fuerte y decidido, fue amonestado.

MESSI. Reaparecido. Entró por Ansu Fati a la hora de partido. Convertido en la clave ofensiva del equipo, buscó la combinación rápida con sus compañeros, el remate y tuvo la última ocasión del partido, en la última jugada con un disparo envenenado que salió rebotado.