<
>

La guía definitiva de la Champions: los favoritos, predicciones y la sorpresa (pista: Atalanta)

play
VIDEO: ¿Son Manchester City, Bayern Múnich y Barcelona los favoritos para ganar la UCL? (3:53)

Fernando Palomo analiza a los candidatos para levantar la 'Orejona'. (3:53)

Luego de la conclusión del último cruce de octavos de final el pasado fin de semana y la prematura eliminación de varios equipos importantes (incluyendo la Juventus, que cambió de técnico tras su derrota contra el Lyon), tenemos el "Final 8" que competirán en Lisboa por el titulo de Champions League en su edición 2019-20.

El formato fue alterado debido a la pandemia del coronavirus, sustituyendo la tradicional estructura de cuartos de final y semifinales, con partidos de ida y vuelta en las plazas de ambos equipos, por un solo encuentro a eliminación directa por fase hasta para coronar un ganador. No habrá goles de visitante o resultados globales. Por el contrario, tendremos un triunfador después de 90 minutos (o si persiste el empate luego del tiempo reglamentario, se jugarán 30 minutos de tiempo extra, seguidos por una tanda de penales).

¿Cuáles son los equipos que tienen mejor posibilidad de clasificar a semifinales? ¿Arrollará el Bayern hasta alzar el trofeo o un nuevo equipo alzará la "Orejona" en 2020?

A continuación, presentamos nuestra guía para los cuartos de final de la UEFA Champions League.

Pasa a: ¿Habrá nuevo campeón? | No te duermas con Atalanta | Bayern viene agrandado | Jugadores clave | El torneo a la medida para el Atleti | Eligiendo a los ganadores

¿Tendremos nuevo campeón esta temporada?

Este es un juego de números, ¿cierto? Ocho equipos quedan en la pelea. Sólo dos de ellos (Bayern Munich y Barcelona) la han ganado en ediciones anteriores. Adicionalmente, el destino se encargó de que ambos se vieran las caras en la noche del viernes. Esto significa que tres de los cuatro semifinalistas, pase lo que pase, serán equipos que jamás han alzado la Copa de Europa.

Adicionalmente, existen múltiples evidencias que nos sugieren que tendremos un ganador inédito en esta ocasión; comenzando con el hecho de que el formato y las circunstancias que rodean al torneo no tienen precedente histórico alguno. Serán partidos de eliminación directa a 90 minutos y éstos tienden a ser menos predecibles, en comparación con los acostumbrados choques de ida y vuelta. Toda la actividad, como es obvio, se llevará a cabo a puerta cerrada y todos los involucrados se encontrarán dentro de una burbuja en Portugal. La mayoría de estos equipos ya se han acostumbrado a la primera situación, pero no a la segunda. Esto se debe a que los futbolistas permanecieron en sus residencias durante el transcurso de sus campañas domésticas en el reinicio posterior al confinamiento. Pisaremos un territorio jamás explorado.

Entonces, ¿eso significa que un equipo poco favorito saldrá airoso? No necesariamente. El sobreviviente del choque de cuartos de final entre Bayern y Barcelona, dos pesos completos del balompié mundial, seguirá siendo el gran favorito. Y si bien es cierto que ni Paris Saint-Germain ni Manchester City han ganado la competición previamente; las dispendiosas inversiones hechas por ambos equipos durante la última década, junto al hecho de que han sido protagonistas regulares de la fase definitoria de la Champions, evitan que los cataloguemos como "equipos desvalidos".

Estos cuatro clubes en su totalidad se encuentran entre los seis primeros del mundo en inversiones salariales; por ello, no estamos dentro de una situación particularmente romántica, pero sí vale decir que mientras los otros participantes no son exactamente "superclubes", tampoco todos son pececillos. El Atlético Madrid ha jugado dos finales de Champions en el último decenio. No obstante, los colchoneros se ufanan de su estatus de buscapleitos callejero y desvalido conocido por "jugar feo", gracias en parte a la táctica de Diego "Cholo" Simeone, y también porque comparten ciudad con la nobleza suprema de este deporte: el Real Madrid.

El RB Leipzig solo ha formado parte de la Primera División del balompié alemán desde 2016 y esta es apenas su segunda aparición en Champions League. Sin embargo, su historia no es del todo un romántico relato de un club en ciernes, motivo por el la cual muchos aficionados tradicionales sienten desagrado por ellos. O siendo más precisos: probablemente esos mismos hinchas admiren su evaluación de talentos con tecnología de última generación, su fútbol entretenido y estilo altamente enérgico; pero también lamentan su fuerte dependencia de los auspicios corporativos. Son unos "desvalidos" de una clase distinta, más similares a un grupo de excluidos.

Pero no hay nada que temer: Atalanta y Olympique Lyonnais encajan con el remoquete de "desvalidos" como si fuera un traje a la medida. La nómina del primero suma apenas la décima parte de los gastos salariales del PSG, equipo al que se enfrentarán este miércoles. A pesar de ello, el club italiano ha logrado alcanzar un nivel muy superior al que promete su presupuesto en las últimas temporadas, con un estilo de ataque proactivo que los ha llevado a superar prácticamente a todos los clubes de las cinco grandes ligas de Europa.

En el caso del Lyon, tomando en cuenta que la Liga francesa canceló su torneo en marzo pasado, sólo han jugado dos partidos competitivos durante los últimos cinco meses. También tuvieron una complicada campaña a nivel local, cambiando técnicos en el otoño y terminando en el séptimo lugar de la tabla. A pesar de ello, lograron acabar a un púgil de peso completo, la Juventus de Cristiano Ronaldo, en octavos de final. Si desean alentar al equipo (relativamente) pequeño, pueden optar por uno de estos dos. - Gab Marcotti

No pierdan de vista al Atalanta

Si el fútbol estético es lo suyo, entonces puede decir que el Atalanta está jugando el balompié más hermoso de Europa en la actualidad. Pero si hablamos con aquellos que han seguido al club por años, veremos cómo se pellizcan a sí mismos; incapaces de procesar que su amado Atalanta, tantas veces considerado el menos favorecido en todas las competiciones, ahora es percibido como legítimo contendor al título de Champions League.

Tras sufrir derrota 4-0 en su compromiso inicial de Champions, jugado en la cancha del Dinamo Zagreb, lograron mantenerse a flote en su grupo antes de despachar en segunda ronda al Valencia con marcador global 8-4, en un par de cotejos que cobraron mayor notoriedad en medio de la pandemia del coronavirus. Todo esto representa una situación totalmente inédita para los fieles Nerazzurri. A pesar de haber terminado terceros durante las dos campañas anteriores, han sido tradicionalmente un club más propenso a quedar en los puestos medios de la Serie A, operando con bajo presupuesto para convertirse en el equivalente de una presa fácil para otros buitres de mayor jerarquía en el cielo del fútbol. Alzaron su último trofeo importante en 1961 cuando ganaron la Coppa Italia; pero actualmente, son la envidia de gran parte de Europa. Quizás el Atalanta sea "el favorito de los neutrales" de esta temporada, tal como lo fue el Ajax en 2018-19.

La formación 3-4-1-2 del Atalanta tiene el objetivo de sobrecargar a sus rivales, con los volantes colocados para dictar con exactitud las áreas de la cancha donde necesitan jugar. Dicho esquema táctico crea espacios y oportunidades: su velocidad en la transición implica cambiar el punto focal del ataque, pasando de la banda izquierda a la derecha y viceversa, creando espacios en el medio de la cancha para los brillantes creadores Alejandro "Papu" Gómez, Josip Ilicic, Luis Muriel y Duván Zapata. Estas artimañas tácticas representan un mérito inmenso para el técnico Gian Piero Gasperini, que ha moldeado esta plantilla hasta lograr que los jugadores puedan intercambiar posiciones en un abrir y cerrar de ojos, convirtiéndolos en un equipo estructuralmente difícil de detener constantemente.

Durante la presente temporada, el Atalanta marcó la mayor cantidad de goles para un club de Serie A (98, tercer mejor registro entre las cinco grandes ligas de Europa), sumó más tiros al arco que nadie y fue tercero en oportunidades creadas (535, ubicándose por debajo de Manchester City y Napoli). En resumen, el Atalanta será un hueso sumamente duro de roer para el PSG, con todo y una plantilla valorada en 94 millones de libras esterlinas, menos de la mitad de lo que pagaron sus rivales para hacerse con los servicios de Neymar.

Aunque siendo honestos, debemos reconocer que éste es territorio desconocido para ellos. El Atalanta nunca había participado en la Champions League hasta esta edición; por su parte, la lesión de dos jugadores les pondría en serios aprietos: tentativamente, ya podrían descartar a Ilicic para la cita con el PSG por motivos personales. Si bien es cierto que muchos expertos del fútbol esperaban verlos salir elegantemente, el Atalanta se mantiene firmemente discreto en sus aspiraciones de ser una fuerza que dará pelea hasta los tramos finales de esta competición. ¿Qué debe infundir mayor temor al PSG? Que el Atalanta no tiene nada que perder.

"Podemos vencer a cualquiera en 90 minutos", expresó Remo Freuler, mediocampista del Atalanta. "Creemos en nuestras posibilidades, por supuesto. De lo contrario, ni siquiera nos molestaríamos en viajar a Lisboa". - Tom Hamilton

¿Es éste el torneo del Bayern?

El Bayern Munich es el segundo favorito para alzar el trofeo. Cuando conversamos con aquellos que formaron parte del plantel bávaro de 2013 que ganó la Champions League, les escuchamos hablar sobre dos factores clave que deben girar a tu favor si quieres conquistar Europa.

En primer lugar, según afirma el central del Bayern Jerome Boateng, se necesita de "un poquito de suerte". Después, hay que contar con una "mentalidad fuerte", con todos los jugadores moviéndose en una misma dirección. Sobre el Liverpool del año pasado, Boateng piensa lo siguiente: "Fueron una pequeña familia que se mantuvo unida". Si bien el Bayern de hoy canta al unísono, a principios de campaña sonaba como un grupo desafinado.

Boateng era uno de los jugadores más experimentados del plantel junto a Thomas Muller. Cuando la temporada 2019-20 se encontraba en su infancia, Boateng se vio marginado del equipo, producto de la gestión del anterior técnico Niko Kovac. Múltiples veteranos de la plantilla del Bayern comenzaron a pensar en una vida lejos de Múnich; pero actualmente, bajo las órdenes de Hansi Flick, Boateng no oculta su sonrisa cuando reflexiona sobre su octavo título de Bundesliga consecutivo y sus aspiraciones en esta Champions League, refiriéndose a su actual entrenador.

"Él [Flick] nos devolvió la alegría de jugar fútbol en equipo, la diversión", expresa Boateng. Y ciertamente, el Bayern juega como si se divirtieran de lo lindo: zagueros vertiginosos, mediocampistas con un talento que raya en lo ridículo, extremos capaces de correr por el medio para incursionar en el área contraria y liderando el ataque se encuentra Robert Lewandowski, quien bien podría considerarse el artillero más productivo del fútbol mundial.

A pesar de lo anterior, es imposible subestimar la importancia de Boateng y su sociedad con Manuel Neuer. El experimentado central lo ha visto todo en una rica e ilustre carrera, que le ha hecho poseedor de una personalidad calmada, dando la impresión de que se encuentra evaluando internamente todos los factores que tentativamente podrían influir en las rondas decisivas de la Champions League. Personalmente, considera que el nivel físico será el rey, con un Bayern que en un escenario ideal jugará cuatro partidos en un lapso de 15 días hasta la final.

"Al final, quien termine campeón dirá: 'Ganamos la Champions con esta especie de pequeño torneo. Fue diferente, pero lo logramos'", afirma Boateng. "Pienso que, como es obvio, cada temporada tiene su historia y ganar esta Champions League... es realmente una dura labor y es algo especial". - Tom Hamilton

Jugadores que harán la diferencia en cuartos de final

Los partidos a eliminación directa se prestan para que aquellos individuos capaces de causar fuerte impacto se impongan en la cancha. Por ello, le pedimos al evaluador de talentos profesional Tor-Kristian Karlsen que analizara a un trio de jugadores que podrían ser particularmente significativos la próxima semana.

Alejandro "Papu" Gómez, delantero, Atalanta: Si bien ya es una figura altamente respetada en Italia, el creativo volante ofensivo de origen argentino aún no ha logrado alcanzar el reconocimiento que se merece a nivel mundial. Gómez es un jugador brillante en lo técnico, repleto de pequeños toques y pases encantadores, con la capacidad de enfrentar a los oponentes en áreas centrales y por las bandas, armar jugadas para sus compañeros o definir con un cañonazo. Gómez, quizás aún subestimado por no jugar con uno de los gigantes establecidos del Calcio, solo ha sumado cuatro apariciones con la selección de su país.

Actualmente con 32 años, Gómez está jugando el fútbol de su vida y las probabilidades de que el Atalanta dé la sorpresa ante el PSG reposan fundamentalmente sobre su inspirador capitán.

Emil Forsberg, mediocampista/delantero, RB Leipzig: El extremo/volante ofensivo sueco, quien llegó a ser considerado uno de los jugadores incipientes más emocionantes de la Bundesliga, no ha logrado ascender su nivel tras su excelente temporada 2016-17, cuando fue líder en la categoría de asistencias, sumando la impresionante cantidad de 32. No obstante, Forsberg sigue siendo un futbolista excepcional. Si bien Timo Werner ha acaparado los titulares (para luego hacer maletas y partir rumbo al Chelsea), el mediocampista de 28 años cuenta con la habilidad técnica y clase suficientes para hacer una valiosa contribución (en la forma de un cruce brillante o un tiro libre directo perfectamente ejecutado) en los momentos más importantes.

Forsberg anotó el primer gol del Leipzig en Champions League (contra el Mónaco en 2017-18) y necesitará tener un partido importante, como probable eje del ataque del Leipzig.

Renan Lodi, defensa, Atlético de Madrid: El lateral izquierdo tuvo el más traumático de los debuts en La Liga de España cuando fue expulsado poco antes del descanso en el compromiso del club colchonero contra el Getafe en agosto del año pasado. Posteriormente, Lodi sufrió un periodo de inconsistencias y muestras frecuentes de fragilidad defensiva, pero Diego Simeone mantuvo firme su creencia en el joven brasileño. Lodi ya dejó de ser un punto débil, estableciéndose como regular en el XI del Atleti. El joven de 21 años domina ambos aspectos del juego; le encanta defender (y aplicar un quite chapado a la antigua), es capaz de hacer cruces desde posiciones avanzadas y es inteligente y lo suficientemente talentoso en lo técnico como para participar en jugadas con combinaciones. Fue la figura del partido en el encuentro de Champions en condición de local contra el Liverpool.

¿Es éste el año del Atleti?

play
1:10

Ciro Procuna: "Atlético, con las pilas puestas en la UCL"

Ciro Procuna comenta lo que espera del duelo entre Leipzig y Atlético de Madrid, correspondiente a los cuartos de final de la UEFA Champions League.

¿Aumentarían sus sospechas de que el Atlético podría ser el "sorpresivo" ganador de este torneo rediseñado, si se enteran de que los colchoneros nunca han perdido un partido o cruce decisivo de Champions al mando de Simeone, cuando no han tenido como rival a un equipo con Cristiano Ronaldo en sus filas? Esto debería bastar para mejorar nuestro criterio sobre el técnico argentino.

Como es obvio, el Atleti perdió dos finales de Champions a manos de un Real Madrid inspirado por CR7, junto a una semifinal y una ronda de cuartos de final. El año pasado, un "hat trick" de Cristiano, esta vez vistiendo la camiseta de la Juventus, provocó la eliminación del plantel rojiblanco.

Entonces, ¿el hecho de que Ronaldo y la Juve cayeron eliminados la semana pasada y no viajarán a Lisboa nos indica que no habrá obstáculos en la ruta del Atleti hasta alzar la "Orejona"?

Esa sigue siendo una conclusión demasiado arriesgada, considerando que Simeone aún mantiene dudas sobre la condición física de uno de sus jugadores clave, como lo es Thomas Partey, y necesitará de una calibración constante para conseguir que su grupo decente de atacantes mejore su nivel. Es probable, diríamos, que el "Cholo" duplicará su apuesta por su idea post-confinamiento de que Álvaro Morata y Diego Costa no funcionan suficientemente bien como dupla como para alinearlos juntos. Por ende, lo más probable es que Simeone prefiera ubicar a Costa por la delantera, tentativamente con Marcos Llorente como socio. De hecho, existe buenas probabilidades de que su XI titular contra el RB Leipzig sea el siguiente: Jan Oblak; Santiago Arias, Stefan Savic, Jose Giménez, Renan Lodi; Ángel Correa, Koke, Saúl, Yannick Carrasco; Costa, Llorente.

Siendo realistas, el Atleti es uno de esos equipos que pierde algo importante con la ausencia de su afición como local. El novedoso Wanda Metropolitano quizás no sea tan furiosamente apasionado como el Vicente Calderón, pero esos hinchas son especiales y ayudan en algo. El gran punto a favor del Atleti en partidos a eliminación directa es que son un equipo terriblemente complicado de vencer, comenzando con un portero de la talla de Oblak, quien frecuentemente juega como el mejor del mundo en su posición. El Atleti ha jugado tres finales de Champions League/Copa de Europa que han terminado en tres terribles historias llenas de dolor, gracias a dos goles en tiempo extra de sus rivales que les negaron la victoria, junto a una desalentadora derrota en tanda de penales. Este bien podría ser el año de la panacea. - Graham Hunter

play
2:10

Atlético de Madrid, el favorito para ganar la Champions

Jorge Ramos adelanta su perspectiva sobre el panorama para conocer al mejor club de Europa.

Eligiendo los ganadores

Por último, pero no menos importante, ¡tenemos nuestros pronósticos! ¿Qué equipos avanzarán en Lisboa? A continuación, presentamos nuestros mejores intentos en adivinarlo.

PSG vs. Atalanta (miércoles): Previo a la pausa obligada por la pandemia del coronavirus, el PSG había sido uno de los tres equipos más dominantes en el ámbito de Champions League, sumando 19 puntos en ocho partidos (tercer mejor registro) con diferencia de goles promedio de +2.0 por partido (segunda mejor marca). EloFootball.com los cataloga como tercer mejor equipo en Europa. Sin embargo, marzo ocurrió hace una eternidad y el Atalanta ha disputado muchos partidos este verano, desplegando sólido nivel. Si el largo receso y la ausencia de Kylian Mbappé terminan siendo irrelevantes, el PSG será sólido favorito.

RB Leipzig vs. Atlético de Madrid (jueves): Este es un enfrentamiento fascinante de estilos, y podría también ser el más reñido, estadísticamente hablando. FiveThirtyEight le da al Leipzig 52% de probabilidades de clasificar, mientras que el Atlético tendría ligera ventaja de acuerdo con EloFootball. El despliegue físico del Atleti fue mejor después de la reanudación veraniega; y si bien el Lepizig debería volver a ser una plantilla formidable para la próxima campaña, aún no han contado con la oportunidad de reemplazar a Timo Werner, flamante fichaje del Chelsea. La partida de Werner, por sí sola, probablemente incline la balanza a favor de los finalistas de 2014 y 2016.

Bayern Múnich vs. Barcelona (viernes): A pesar de la aparentemente interminable crisis existencial que sufren Messi y compañía, no existe nada inherentemente fallido dentro del Barcelona. No obstante, el Bayern ha jugado durante gran parte de los últimos nueve meses como uno de los dos mejores equipos de Europa, mientras que el Barça sigue sobreviviendo con lo justo. El Bayern tuvo el mejor diferencial de goles post-reinicio entre las grandes ligas de Europa y aún no han sufrido su primer revés en Champions. El club bávaro sería amplio favorito contra cualquier rival con la excepción del Manchester City y este caso no es distinto.

Manchester City vs. Lyon (sábado): Aquí tenemos el enfrentamiento de David contra Goliat. FiveThirtyEight ubica al Manchester City y Lyon como los equipos números 1 y 40 en Europa, respectivamente. Para aportar contexto, mencionamos que el Lyon se coloca justo entre Everton y Sheffield United, dos equipos que fueron superados por el City por marcador combinado 8-2 en cuatro partidos de Premier League esta temporada. El City tuvo un problema de déficit de atención este año, sufriendo aproximadamente una derrota inexplicable por mes durante la campaña de Premier League, pero realmente eso es lo único que podemos mencionar para pensar que el Lyon tiene alguna probabilidad de salir airoso ante la plantilla de Pep Guardiola. - Bill Connelly