<
>

Leipzig ya piensa en el PSG, dice el técnico Julian Nagelsmann

play
Leipzig cobra venganza por el Liverpool; Atleti queda fuera de la UCL (1:47)

Sorpresivamente, el conjunto alemán vence por 2-1 al equipo de Diego Simeone y se instala en las semifinales de la Champions League. (1:47)

Julian Nagelsmann, entrenador del Leipzig, remarcó este jueves, tras la clasificación para las semifinales de la Champions League ante el Atlético Madrid (2-1), que su equipo mereció la victoria y compartió que fue felicitado por Diego Simeone al término del encuentro.

"Me ha dicho que hemos mostrado un gran rendimiento y yo le he dicho que es fantástico conocer un entrenador con tanto temperamento y personalidad", explicó Nagelsmann con la mira en las semifinales y el París Saint Germain, el próximo día 18 de agosto.

"Hay que recargar ahora las pilas para el próximo partido; comer bien, beber mucho agua, dormir mucho y tenemos que prepararnos para un gran partido contra un gran rival. Por eso las pilas hay que cargarlas muy rápido. La motivación va a ser muy grande. Vamos a disfrutar el próximo encuentro", valoró.

"No quiero hablar del título, pero claro que queremos llegar a la final. Vamos ronda a ronda. Queremos ir a la final y cuando lleguemos hablaremos sobre eso. Antes tenemos que superar a uno de los grandes. Son un equipo muy fuerte, están frescos después de la pausa que han tenido y va a ser un partido igualado y abierto", avanzó el técnico, que calificó a su jugador Dayot Upamecano como "uno de los mejores defensas del mundo".

El estratega valoró el rendimiento de su equipo ante el club colchonero.

"Mis futbolistas han decidido muy bien en la mayoría de las acciones. El primer gol lo hemos hecho muy bien. Hemos atacado muy bien. Hemos cambiado un poquito nuestra táctica. Y hemos logrado tener éxito con nuestra idea. Queríamos construir el juego de una manera diferente y encontrar más espacios, pero no quiero entrar en detalles", explicó el técnico en la rueda de prensa telemática desde el estadio José Alvalade de Lisboa tras la victoria.