<
>

Hazard puede reaparecer con Real Madrid ante el Borussia Monchengladbach

play
Las sensaciones que deja el Real Madrid es que no tendrá una pronta recuperación (2:34)

Martín Ainstein analiza el tibio juego que muestra el club merengue en sus últimos partidos. (2:34)

MADRID -- Zinedine Zidane prepara ya el segundo partido de Champions League contra el Borussia Monchengladbach con la vuelta de Eden Hazard a la convocatoria.

No sé si sorprende o no. Si Hazard está con nosotros es porque está bien y es una noticia buena para el equipo. Todos estamos contentos de verle con nosotros. Veremos cómo lo vamos a utilizar, pero lo importante es que estee de vuelta. Es una cosa muy positiva”, señaló el técnico sobre el atacante belga que, un mes después de caer lesionado, viajó con la expedición a Alemania.

Zidane respondió sobre si las sensaciones del equipo habían mejorado tras la victoria en El Clásico del pasado sábado frente al FC Barcelona.

“Estamos contentos por lo que hicimos el fin de semana. Hicimos un partido muy bueno como equipo, y mañana igual. Si sacamos lo que tenemos fuerte tenemos opciones de sumar y es lo que queremos hacer. Intentar repetir el partido del fin de semana y ya está”, afirmó el entrenador francés.

Durante la rueda de prensa hubo dos momentos complicados para Zinedine Zidane. El primero, cuando se le preguntó por el rumor que rodeaba al equipo de que, en caso de derrota en Barcelona, Zidane hubiera presentado su dimisión.

“Tenemos un partido y solo pienso en este partido de mañana. El resto... Voy a pelear hasta el último día y a hacer las cosas como equipo, como siempre hemos hecho. El resto, veremos”, aclaró el galo.

El otro momento fue cuando se le preguntó por Isco. El jugador fue “cazado” por las cámaras de televisión en el Camp Nou diciendo, sobre Zidane, que "a mí me cambia en el minuto 50 o en el 60, a veces en el descanso, y si salgo me mete en el 80". Su entrenador quiso restar importancia a las palabras del centrocampista blanco.

“Es ambición. Él quiere jugar, como todos. Y eso es positivo. Los jugadores siempre quieren jugar. Ellos tienen que estar listos y preparados para cuando les toque jugar. Ellos están así. Luego yo tomo la decisión de poner un once u otro, pero eso no va a cambiar”.

Para terminar, Zidane quiso incidir en la dificultad del partido contra el Borussia Monchengladbach y advirtió que no quiere ningún tipo de confianza tras la victoria contra el Barça.

“Nos quedamos con lo que hicimos como equipo. Hay que estar concentrados, luchar y pelear porque será un partido complicado. Del resto ni podemos, ni debemos de hablar”, sentenció Zidane.