<
>

¿El liderazgo y sacrificio de Gómez o la habilidad de Ibargüen? Vibrante duelo en la Gran Final entre Tolima y Nacional

Este domingo Atlético Nacional y Deportes Tolima jugarán el partido de vuelta de la Gran Final de la Liga Colombiana 2022-I, la serie está 3-1 a favor del equipo ‘Verdolaga’ tras la ida y todo se definirá en el Manuel Murillo Toro de Ibagué.

Los equipos dirigidos por Hernán Torres y Hernán Darío Herrera cuentan con grandes plantillas y así lo han ido demostrando a lo largo del semestre hasta poder llegar a la disputa por el título, pero para este último encuentro dos hombres se robarán las miradas, pues de sus buenas o malas actuaciones puede que el juego se incline a favor del uno o del otro. Se trata de Sebastián Gómez y Andrés Felipe Ibargüen, quienes vivirán un duelo aparte en la lucha por ganar la pelota y la posesión desde el mediocampo.

Gómez es un hombre que se ha hecho en la interna de Nacional, desde las divisiones inferiores se fue haciendo en el club de sus amores, el sentido de pertenencia por la institución se ve bien reflejada en él y ese conjunto de elementos, además de su importancia en el campo lo llevaron a convertirse en el líder natural del equipo, hasta capitán, aún cuando los ‘Verdolagas’ cuentan con nombres de peso en el plantel como Giovanni Moreno, Dorlan Pabón, Alex Mejía o Jefferson Duque, entre otros.

El mediocampista del equipo verde como nadie en el equipo durante esta temporada ha demostrado gran sacrificio en el terreno de juego, ‘El Vampiro’ se juega todo en cada pelota que se pone como objetivo para recuperar, tiene carácter a la hora que salta al campo, pero además ya con la esférica en los pies, el fútbol le fluye y Nacional gana un pasador para iniciar los ataques, sin duda un jugador moderno en su posición con labor de marca.

Al frente Gómez tendrá esta vez a un Andrés Felipe Ibargüen que con hambre de gloria irá a sacar todo su repertorio en el Manuel Murillo Toro. El experimentado futbolista ofensivo del Deportes Tolima sabe ir muy bien por fuera, pero ante la irregularidad que ha tenido un hombre como Daniel Cataño en esta temporada, ha tomado las riendas del ataque del equipo ‘Pijao’ y sabe muy bien hacer la diagonal hacia el medio para luego romper con las líneas del rival: allí se las tendrá que ver con Sebastián Gómez.

Ibargüen a sus 30 años sabe muy bien lo que es jugar este tipo de partidos y el contexto de lo que se está disputando seguramente no le pesará, incluso en su pasado supo vestir la camiseta de Atlético Nacional, pero es un jugador también con trayectoria en clubes como Racing de Avellaneda o América de México, entre otros. Su habilidad con la pelota es innegable, pareciera tener la pelota pegada a si pie, tiene un gran dominio y lo sabe explotar muy bien cuando acelera repentinamente y arranca para atacar.

Un gran duelo entre Gómez e Ibargüen se podrá evidenciar en Ibagué ante las necesidades distintas que tienen Tolima y Nacional tras el 3-1 de la ida a favor de los antioqueños. Y aunque el fútbol no es de lógicas, sí se espera en los 90’ minutos finales por una propuesta muy ofensiva del local en busca de la remontada y las reservas que se vaya a tomar la visita para mantenerse arriba en el marcador global.