<
>

Los equipos que han conocido el ascenso en el fútbol colombiano

América tuvo que esperar cinco años en el ascenso para poder lograr el ansiado regreso a Primera. América de Cali / Twitter

Desde 1992 se dio apertura al sistema de descenso y ascenso en el fútbol colombiano y muchos clubes han conseguido llegar desde la Segunda División para luego escribir una historia grande en la ‘A’. Otros, como América de Cali, han tenido que sufrir para regresar a la máxima categoría donde pertenecen.

El primero en conseguir su boleto a la Primera División llegando desde la ‘B’ fue Envigado en 1992. El equipo ‘Naranja’ estuvo desde esa fecha hasta el Finalización 2006 y luego regresaría a Segunda, sin embargo, su estadía allí no fue larga y para el 2008 ya estaba de nuevo jugando en la ‘A’, en la que se mantiene hasta el presente.

El segundo en obtener su boleto a Primera fue Atlético Huila. Los ‘Opitas’ consiguieron su cupo para 1993 y lograron mantenerse hasta 1996 cuando de nuevo fueron a su torneo de origen. El equipo de Neiva regresó en 1998 y se mantuvo disputando la Liga Colombiana hasta el año anterior (2019).

Para 1994 el Valle del Cauca tendría su tercer representante en la ‘A’. Cortuluá llegaría y haría parte de la Liga hasta 2004, volvería para 2010 cuando de inmediato no le alcanzó para mantenerse y de nuevo bajó de categoría. Sus últimas apariciones en Primera se dieron entre los años 2015 y 2017.

Deportes Tolima fue uno de los primeros equipos tradicionales de la ‘A’ que conoció el descenso y tuvo que jugar la temporada de 1994 en la ‘B’ pero ya en 1995 volvió y nunca más conoció lo que es ir a Segunda.

Otro de los tradicionales que perdió la categoría rápidamente fue el Atlético Bucaramanga. Tuvo que ir en 1995 a jugar en segunda, pero volvió al año siguiente para mantenerse en Primera hasta el 2008, luego volvería a caer y desde 2016 volvió a la ‘A’ hasta el presente.

El Cúcuta también supo tempranamente lo que fue ir a la ‘B’ pero para 1997 tras una temporada por fuera, ya estaba de regreso en la Primera División del Fútbol Colombiano. Los ‘Motilones’ volverían a irse de inmediato y volvieron para 2006, año en el que consiguieron su única estrella en la Liga. En 2013 de nuevo perderían su cupo en la ‘A’, regresarían en 2015 y de nuevo fueron despachados, hasta que reaparecieron en 2019 y hoy se encuentran en Primera.

El sur de Colombia vería un representante en la División A del balompié nacional. Deportivo Pasto llegó en 1999 y estuvo hasta 2009, incluso ganó una estrella en 2006-I. Para 2012 volvería y hasta el presente se acostumbró a ser uno de los constantes animadores del campeonato.

Real Cartagena fue el primer equipo tradicional que conoció el descenso y desde su partida en 1992 pudo volver hasta el 2000 a la ‘A’. Los ‘Heroicos’ en 2002 de nuevo irían a la ‘B’, en 2005 retornarían, pero de nuevo en 2007 descenderían y de 2009 a 2012 fueron sus últimas apariciones en Primera.

Deportivo Pereira se fue a la Segunda en 1997 y diría presente en Primera de nuevo en 2001 hasta cuando se mantuvo en 2011, ese año perdería la categoría otra vez y fue hasta este 2020 que conoció de nuevo lo que es jugar en la Liga Colombiana.

El Deportes Quindío se fue a la ‘B’ por primera vez en el año 2000, pero en 2002 regresó a la ‘A’, en la que se mantuvo hasta el 2013 cuando volvió a conocer el descenso. Desde ese año no se le ve a los ‘Cuyabros’ por Primera.

También en 2002 gracias a un triangular de promoción regresó a la ‘A’ el Unión Magdalena que había conocido la ‘B’ desde que descendió en 1999. En 2005 el ‘Ciclón Bananaero’ disputó de nuevo la Liga, pero de inmediato lo devolvieron a la ‘B’, tal y como le pasó en 2019.

Uno que ya despareció pero que conoció lo que fue jugar en Primera División fue Centauros de Villavicencio, que solo alcanzó a estar durante 2003 en la máxima categoría de nuestro fútbol.

Bogotá Chicó ascendió para 2004. El equipo luego cambiaría de sede y de nombre para convertirse en Boyacá Chicó. Los ‘Ajedrezados’ que ya se alzaron con un título histórico ante el América de Cali en 2008-I, volvieron a la ‘B’ tras perder la categoría en 2016, luego jugaron de nuevo la Liga en 2018 y tras un año en la ‘B’ volvieron para este 2020.

Uno que llegó a Primera División para quedarse fue Equidad. El equipo ‘Asegurador’ consiguió su cupo para disputar la Liga desde 2007 y hasta la fecha no ha vuelto a la ‘B’, incluso ha sido ya subcampeón en tres ocasiones.

En 2011 Antioquia tendría un nuevo representante tras el ascenso de Itagüi Ditaires. El equipo ha cambiado de sede y nombre en diferentes ocasiones durante estos años, pero es otro que nunca volvió a perder la categoría.

En 2012 llegaría Patriotas de Boyacá a la Primera. El equipo boyacense había dado el batacazo en la promoción del año anterior superando en penales al América de Cali y desde eso tampoco volvió a saber de la ‘B’.

Barrancabermeja tendría en Alianza Petrolera a su representante en la Liga Colombiana desde el 2013. La ‘Máquina Amarilla’ desde ese entonces se mantiene en la ‘A’.

2014 traería a dos representantes que no duraron mucho en la Primera División del fútbol colombiano. Uniautónoma que ya desapareció y que jugó hasta 2015 y Fortaleza, un club de Bogotá que se mantuvo hasta 2016.

El 2015 tendría en Montería a un nuevo contrincante. Jaguares de Córdoba que a la fecha se mantiene en la ‘A’.

En 2017 Tigres de Bogotá haría su participación en la ‘A’ y en ese mismo año se despediría de su estadía en la Primera.

El único equipo grande en descender y luego conocer el ascenso en Colombia es el América de Cali. Los ‘Diablos Rojos’ vivieron su propio infierno durante cinco años en la ‘B’ y también en 2017 conocieron lo que era jugar en Primera de nuevo.

Otro equipo antioqueño tuvo cupo en la ‘A’ pero se fue de nuevo para la ‘B’ de inmediato. Se trató de Leones en 2018.