<
>

En las favelas de Brasil, los niños lloran por Messi

play
¡EMOCIONANTE! UN NENE BRASILERO LLORÓ AL VER A MESSI (0:58)

El micro de la Selección Argentina entró al predio donde entrena y afuera había un niño que al ver a su ídolo rompió en llanto. (0:58)

SALVADOR, Bahía -- Camino del estadio Manoel Barradas, la casa del Vitoria de Bahía que acoge los entrenamientos de la selección argentina en esta ciudad del noreste brasileño, el bus que traslada al equipo de Lionel Scaloni se sumerge por una desordenada carretera en una realidad paralela a la comodidad y lujos a los que están acostumbrados la mayoría de los ocupantes del vehículo.

Felices de tener por unos días a los futbolistas argentinos cerca, los habitantes de la favela Canabrava celebran cuando los jugadores pasan cerca de sus casas, levantadas desafiando la maleza que abre camino el estadio. Para ellos es un sueño pensar que Lionel Messi, Sergio Agüero o Ángel di María pisen el mismo terreno por el que ellos caminan cada día.

"Hacía tiempo que esperábamos este momento. Esto rompe la monotonía y alegra un poco a los niños, que contaban los días para poder ver a los jugadores", dijo en portugués Julvinson Dorao, un residente del barrio ubicado a unos 10 kilómetros del hotel donde se hospeda la Albiceleste.

Uno de esos niños es el pequeño Milton, que acudió el jueves a la puerta del complejo deportivo acompañado por su madre y sus dos hermanos. "Soy un admirador apasionado de Lionel Messi", dijo el joven de ocho años, mientras curioseaba las cámaras de televisión de ESPN dispuestas para la cobertura.

A la llegada del autobús para el entrenamiento, Messi levantó la mirada y cruzó un saludo con los niños, levantándoles la mano y sonriéndoles. Milton rompió a llorar de la emoción, mientras su madre trataba de consolarlo con un tierno abrazo para luego protegerse la cara con la camiseta para tratar de evitar que se le viera derramar lágrimas.

Canabrava tenía registradas más de 3.000 personas en el último censo, aunque nadie sabe especificar si la cifra es certera. Hace frontera con los barrios de Nova Brasilia, Trobogy y San Rafael, siendo cortado por la Avenida Aliomar Baleeiro, la Carretera Vieja del Aeropuerto.

Milton y sus hermanos acuden a la Escuela Comunitaria y, traviesos como son, ofrecieron una vía "secreta a través de parking del estadio" para poder "ver el entrenamiento" a puerta cerrada que Scaloni llevaba a cabo con los suyos pensando en el estreno ante Colombia el sábado en la Fonte Nova Arena, el estadio remodelado para el Mundial de 2014 y ubicado en el mismo centro de Salvador.

"Son cariñosos y nos saludan, aunque sea a la distancia", reconocieron los pequeños al hablar sobre los jugadores de Argentina.

Así que cada día que pasa es uno menos para tratar de encontrarse con su ídolo Messi, que tras enfrentar a Colombia el sábado, se trasladará a Belo Horizonte para el segundo partido de Argentina el miércoles ante Paraguay.

"Veremos el partido por televisión", explicó Joanna Farías, una vecina de la favela. "Somos brasileños, pero ante Colombia queremos que gane Argentina, bueno, que lo haga Messi, que es el que realmente la gente adora y quiere de verdad", dijo, para rematar exclamando: "Y además es amigo de Neymar". Todo dicho.