<
>

El fútbol colombiano, luces y sombras en Sao Paulo

play
¿Llega Wilmar Barrios al partido con Qatar? (0:55)

El volante explicó el dolor que sintió luego del partido con Argentina. (0:55)

SAO PAULO (Enviado especial) -- La Selección Colombia jugará en Sao Paulo con la certeza de que un triunfo lo dejará en cuartos de final de la Copa América. La victoria ante Argentina en el debut en Salvador de Bahía elevó la consideración del equipo de Carlos Queiroz, que de todas maneras deberá confirmar su buen comienzo ante un rival peligroso como Qatar en el Morumbí, un templo que tiene una larga historia en común con el fútbol colombiano.

Ninguna nación sudamericana mira con indiferencia al estadio Cícero Pompeu de Toledo. Inaugurado en 1960, el gigante ha recibido decenas de partidos legendarios con protagonistas de todo el continente. Pocos escenarios pueden contar la historia del fútbol continental como el hogar de Sao Paulo FC. Colombia tiene recuerdos de todo tipo relacionados con el campo y las tribunas que volverán a vibrar con la Tricolor el próximo miércoles.

El primer dato no es alentador. El seleccionado jamás ha podido triunfar en esta ciudad. Aquí ha jugado cuatro partidos, con tres derrotas y un empate. En la Copa América 1949, en los comienzos de la historia del combinado nacional, cayó por 3-0 ante Paraguay y por 5-0 con el campeón Brasil. Más cerca en el tiempo está la derrota 0-1 frente a la Canarinha en las Eliminatorias para el Mundial 2002. Aquel día, el equipo dirigido por Luis Augusto García perdió 1-0 con el anfitrión, gracias al gol de Roque Júnior.

El único empate fue el primer gran resultado colombiano frente a una selección de élite. Con solo once años de historia, la Tricolor le empató 2-2 a Uruguay en el legendario Pacaembú. Gastelbondo y Ricardo Pérez marcaron los goles ante la Celeste que un año más tarde se convertiría en leyenda gracias al Maracanazo. Hace poco se cumplieron 70 años del único encuentro que Colombia no perdió en Sao Paulo.

De todas maneras, hubo otros referentes del fútbol nacional que brillaron en la ciudad más exitosa del país más exitoso del mundo. El primero que hoy viene a la mente es Atlético Nacional. Con Miguel Borja, uno de los integrantes del plantel que disputa la Copa América, como figura estelar el Verdolaga venció a Sao Paulo en el Morumbí y se clasificó a la final de la Copa Libertadores que luego ganó. En el escenario del partido contra Qatar se dio el último golpe autoridad del tercer campeón de América colombiano.

En ese estadio también se convirtieron en ídolos eternos Óscar Córdoba, Jorge Bermúdez y Mauricio Serna. En 2000, Boca Juniors derrotó a Palmeiras en la final de la Libertadores por tiros desde el punto de penal, en una definición en la que el arquero atajó dos remates (uno de ellos a Faustino Asprilla) y el defensor marcó el gol que le dio al conjunto argentino su primer título continental en 22 años.

El colombiano que dejó mejor recuerdo en Sao Paulo FC fue, sin dudas, Víctor Hugo Aristizábal, aunque no pudo conseguir ningún título. El goleador paisa marcó 33 tantos en sus dos años en el conjunto paulista. Los otros compatriotas que fueron locales en el Morumbí son Dorlan Pabón, Santiago Tréllez, Wilder Guisao y Juan Carlos Osorio, quien solo dirigió al club durante 28 partidos, ya que luego partió a la Selección de México.

Decenas de finales estaduales, nacionales y continentales se disputaron en el Morumbí. En una de ellas, el 23 de diciembre de 1998, Freddy Rincón se consagró en el Brasileirao con la camiseta de Corinthians tras la victoria 2-0 sobre Cruzeiro. Al año siguiente, el Timao repitió la conquista frente a Atlético Mineiro, otra vez con el vallecaucano en la cancha.

La Selección Colombia saldrá al campo de juego del imponente Morumbí en busca de su primera victoria en el coloso de Sao Paulo y de un nuevo capítulo de gloria que una al fútbol nacional con el gran escenario paulista.