<
>

Estadios de Copa América han estado al 41% de su capacidad

Preocupan los estadios vacíos en la Copa América Arte ESPN

Sao Paulo - La primera fecha de la Copa América concluyó el lunes con el triunfo de Chile por 4-0 sobre Japón, pero más allá de goles y gambetas, también quedó la imagen de las gradas vacías en los estadios donde se disputaron los seis primeros partidos del campeonato.

Según cifras de los organizadores, de las 369,680 localidades disponibles para la venta para esos encuentros, solo se vendieron 152,228, para un promedio de 25,371 espectadores y 41.1% de ocupación en las plazas en Sao Paulo, Río de Janeiro, Salvador, Belo Horizonte y Porto Alegre.

En comparación, en la Copa América Centenario de 2016 en Estados Unidos, la asistencia total para los ocho primeros encuentros de la primera ronda (16 equipos) fue de 323,623, para un promedio de 40,452 espectadores por partido. En el torneo de 2015 en Chile, el total para los seis primeros partidos fue de 114,650, para un promedio de 19,108, según datos recopilados por el Departamento de Estadísticas e Información de ESPN.

“Nos preocupa, desde luego que nos preocupa”, dijo el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, el domingo durante un evento en Río. “Creo que es algo que va a mejorar”.

Las cifras fueron recopiladas por ESPN.com.br en base a la información del público que pagó por boletos, el público presente, la recaudación bruta, las entradas en venta y la capacidad de los estadios, según divulgadas por la Conmebol y el Comité Organizador.

Los organizadores no ofrecieron las capacidades oficiales para la Arena Corinthians de Sao Paulo y la Arena Fonte Nova de Salvador, pero la primera no albergó partidos en la primera fecha, y para la segunda se utilizó la capacidad que brindó la administración del inmueble (48,000).

El partido con mayor ingreso hasta ahora fue el triunfo del anfitrión Brasil por 3-0 sobre Bolivia el viernes en el Morumbí de Sao Paulo, al que asistieron 47,260 personas, entre ellas 46,342 que compraron entradas (la diferencia se debe a los boletos corporativos y de cortesía distribuidos por la organización). El hogar del club Sao Paulo FC, el único de los estadios de la Copa América que no fue utilizado en el Mundial de 2014, tiene capacidad para 67,000 espectadores, y se pusieron en venta 60,340 boletos.

El segundo de mayor asistencia fue la victoria de Colombia por 2-0 sobre Argentina el sábado en Salvador, con un total de público de 35,572 en la Arena Fonte Nova, para un 74.1% de ocupación.

En cambio, el encuentro con menos público fue el empate sin goles entre Venezuela y Perú el sábado en la Arena do Gremio de Porto Alegre, con apenas 11,107 boletos vendidos y 13,370 personas en las butacas, para un 18.5% de capacidad.

"Las ventas no se detienen y sigue el interés. Confiamos que a medida que avance la competencia, aumentará el interés de la hinchada", dijo el martes el Comité Organizador en un comunicado a ESPN.com.br.

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol y líder del comité organizador, Rogério Caboclo, dijo que la situación de los estadios vacíos es un problema de “percepción”.

“La venta ya superó todo lo que fue vendido para el campeonato en Chile (en 2015). Por eso existe una percepción de que los estadios están vacíos, pero es por el tamaño de los estadios, que son mucho más grandes”, dijo en una entrevista con el canal SporTV.

La capacidad promedio de los cinco estadios utilizado hasta ahora es de 63,000 espectadores.

“En esta primera etapa, el interés acostumbra a ser menor. Si comparamos con la edición de 1989, la última que se disputó aquí en Brasil, tenemos un 30% más de venta de boletos”, agregó.

Caboclo también defendió los precios de las entradas, uno de los factores citados para las bajas asistencias a los estadios. El precio promedio de los boletos para los seis primeros partidos ronda los 60 USD. El promedio más caro fue para el partido inaugural de Brasil, de 125 USD, mientras que el más barato fue de 29 USD para la victoria de Uruguay por 4-0 sobre Ecuador el domingo en Belo Horizonte.

El líder del comité organizador dijo que los precios son alrededor de 10% más caros que para la Copa América de 2015.

“Es un tema que se está discutiendo bastante. Por supuesto que no nos gusta ver asientos vacíos en una competencia de esta magnitud, con tan buenos partidos”, agregó.

En comparación, en las primeras nueve fechas del Brasileirao de 2019, el promedio de público que ha pagado sus entradas es menor, de 19,405 por partido, aunque la media de ocupación es mayor, de 44% por encuentro.

La segunda fecha comienza el martes con los partidos entre Bolivia-Perú, en el estadio Maracaná de Río, y Brasil-Venezuela en la Arena Fonte Nova de Salvador, para el que según los organizadores se vendieron todos los boletos.