<
>

Colombia prepara un once inédito para jugar contra Paraguay

play
Colombia ya llegó a Salvador para preparar el partido con Paraguay (1:45)

Queiroz piensa algunos cambios con respecto al equipo que le ganó a Qatar y logró la clasificación. (1:45)

SALVADOR (Enviado especial) -- "De momento no hemos hablado de la formación pero la verdad que algunos estamos cerca de ser sancionados, así que lo más probable es que esos jugadores no puedan asumir este compromiso. Nadie se quiere ganar una amarilla, pero es fútbol y puede pasar. Al que le toque perderse el partido que viene tendrá que hacerlo por respeto al grupo y siempre todos queremos cumplir nuestra parte en la Selección", afirmó Jefferson Lerma en conferencia de prensa y dejó en claro aquello que se sospechaba: Colombia jugará con un once alternativo frente a Paraguay.

Ya clasificada en el primer lugar del grupo B, la Selección afronta un encuentro sin ningún tipo de interés competitivo más allá de la búsqueda de afianzar las virtudes y seguir trabajando en los defectos. Por supuesto, esto no es poco para un conjunto en formación que ve en cada partido una oportunidad de mejorar. Sin embargo, en torneos como la Copa América no se puede regalar nada y por eso Carlos Queiroz planea un once con varias modificaciones.

El plantel se entrenó este viernes con la certeza de que viajará el próximo lunes rumbo a Sao Paulo para enfrentar al segundo del grupo C (Uruguay, Chile, Japón o Ecuador) en los cuartos de final. Salvador de Bahia la recibió como la semana pasada, con calor, humedad y lloviznas intermitentes. Ya no trabajó en el estadio Pituaçu, sino en las instalaciones de Vitoria, distantes del centro de la capital.

La primera gran novedad de la sesión fue la ausencia de Radamel Falcao García, quien luego del rezo habitual se alejó del grupo y no estuvo en el campo con el resto de sus compañeros. El Tigre, quien no fue titular contra Qatar pero sí sumó una buena cantidad de minutos en el Morumbí, no jugará en el Arena Fonte Nova. Aún no se conocieron las causas de su ausencia y sus posibles dificultades físicas se suman a una tarjeta amarilla que lo tiene al borde de la suspensión. Por eso no será arriesgado.

Después de la entrada en calor, Steffan Medina, Davinson Sánchez, Yerry Mina, Willam Tesillo, Wilmar Barrios, Mateus Uribe, James Rodriguez y Duván Zapata se fueron a hacer ejercicios lúdicos al costado de la cancha. Aunque es muy difícil aventurar las decisiones de Queiroz, se puede pensar que los ocho titulares habituales en este campeonato no estarán desde el inicio frente a Paraguay. Además, Uribe y Zapata son dos de los que tienen tarjeta amarilla.

Entonces, ¿cuál sería el once? En la rueda de prensa, Gustavo Cuéllar se diferenció de su compañero del mediocampo y no dio pistas: "nosotros todavía no sabemos quién va a jugar y obviamente quien lo haga va a entregar lo mejor de sí para esta familia que han conformado desde hace tiempo los más experimentados. A quien le toque va a dar el cien por ciento para conseguir los tres puntos para llegar con más confianza a la siguiente fase".

David Ospina sería el arquero como de costumbre aunque Camilo Vargas también tiene posibilidades para darle descanso al hombre de Napoli. La línea de fondo sería inédita: Santiago Arias seguirá sumando minutos y haciendo méritos para estar en los cuartos de final, mientras que Cristian Zapata y John Lucumí serían los centrales y Cristian Borja jugará en el lateral izquierdo.

En el centro del campo, Juan Guillermo Cuadrado podría mantener el puesto para sumar más minutos en una posición que desconoce, más allá de que fue amonestado contra Argentina. Gustavo Cuéllar sí estará desde el comienzo, al igual que Edwin Cardona y Jefferson Lerma, el único con tarjeta amarilla que será arriesgado. Adelante jugaría sin centrodelantero, con Luis Diaz, uno de los que mejor jugó cada vez que entró, y Roger Martinez, otro de los titulares que seguiría en el equipo.

Cuidar piernas, darle rodaje a los que no jugaron y limpiar tarjetas. Todo eso puede hacer Carlos Queiroz en un partido ante Paraguay que, aunque no tiene importancia en la competencia, será vital para sumar confianza de cara al primer duelo a todo o nada de la Copa América.