Fútbol Americano
Pablo Ocaña 90d

¿Cómo le fue a Perú en su último partido ante Uruguay?

La última vez que Perú logró vencer a Uruguay fue el 28 de marzo de 2017 en el estadio Nacional. Aquel partido fue acompañado de un estadio repleto y un país que atravesaba una situación incómoda por los desastres naturales. Los huaicos, los derrumbes de las casas y la imagen de una mujer siendo arrastrada por el huaico paralizó al país entero. Sin embargo, la Selección Peruana tenía un encuentro clave y los jugadores sabían que para darle una alegría a la gente peruana y hacer olvidar por unos instantes los acontecimientos, tenían que ganar el partido y así fue.

La mejor expresión futbolística de Perú jugando de local. Así podemos denominar el triunfo de 2-1 en el Coloso de José Díaz. Un himno nacional cantando a todo pulmón y un equipo que llegaba de empatar ante Venezuela buscaba meterse en la pelea por el Mundial.

El partido arrancó y el equipo de Ricardo Gareca tuvo el dominio del juego. Pelota al ras y mucha asociación entre los futbolistas del mediocampo daban indicio de cómo podría terminar el encuentro. Sin embargo, Uruguay no necesitó ser superior para ponerse adelante en el marcador, Carlos Sánchez luego de un balón ganado por Luis Suárez puso el primero en el estadio Nacional. Este gol no silenció el estadio a diferencia de otras ocasiones, la hinchada peruana siguió alentando fiel a su estilo.

El empate fue un gol a lo Guerrero. Una salida limpia del fondo con Miguel Trauco, este le sirve a un Yotún inspirado para luego ponerle un pase preciso para que el capitán peruano compita con Diego Godín. Paolo Guerrero en el área, de 9 y dejando el piso al defensor uruguayo puso el empate de la blanquirroja en el Nacional. Los 30 millones de peruanos estallaron en alegría y el partido tomó otro rumbo.

El segundo tiempo tuvo a Perú sometiendo a Uruguay con la identidad del fútbol peruano. Asociación y toque en corto por todo el campo del juego. De esa manera se progresó en ataque y el 2-1 llegó merecidamente. Desborde de Carrillo, con su desequilibrio se sacó la marca por derecha, el centro fue al pecho de Paolo Guerrero, el control fue largo y Edison Flores lo aprovechó. Remate con la zurda con mucha potencia para que Muslera no pueda detener el segundo tanto peruano.

Después del segundo tanto, Perú manejó las acciones y pudo aumentar el marcador, pero la garra uruguaya salió a relucir en los últimos minutos del juego. Para beneficio de la Selección Peruana el marcador no se movió.

Este partido es muy recordado por los hinchas peruanos. Estando en Salvador de Bahía, el equipo de Gareca buscará repetir el plato para llegar a semifinal de la Copa América. Los tiempos cambiaron y el fútbol es imprescindible.

^ Al Inicio ^