<
>

Messi, Di María, Agüero y Tagliafico vuelven al Maracaná

play
Messi, un fenómeno que genera todo tipo de locuras #1 (4:04)

SportsCenter realizó un compilado de diferentes situaciones que hicieron fanáticos para acercarse al mejor jugador del Mundo. (4:04)

RÍO DE JANEIRO (Enviado especial) -- El Maracaná es historia viva, un templo del fútbol, un lugar emblemático en la historia del deporte.

Es el gran objetivo, el lugar al que se quiere llegar, el punto del mapa marcado para la gran final de la Copa América, el próximo 7 de julio. Pero es también una escala rumbo a ese sueño. Por haber terminado segundo en el Grupo B, Argentina juega los cuartos de final frente a Venezuela en la Ciudad Maravillosa.

El estadio Jornalista Mario Filho fue inaugurado para la Copa del Mundo 1950, que se definió con el popular "Maracanazo" de Uruguay del 16 de julio de ese año, y albergó además el gol 1000 de Pelé, la final del fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y por supuesto, la final del Mundial 2014.

Solo cuatro futbolistas argentinos ya vivieron la experiencia de salir a la cancha con capacidad para más de 75 mil espectadores. Y tres de ellos formaron parte del plantel que sufrió aquella dolorosa derrota frente a Alemania por el gol de Mario Gotze en el tiempo suplementario.

En el debut de ese torneo, Lionel Messi, Ángel Di María y Sergio Agüero fueron titulares en el 2-1 contra Bosnia-Herzegovina. Alejandro Sabella plantó un 5-3-2 y en el entretiempo apostó por un equipo más ofensivo. A los 65, La Pulga estiró la diferencia y aportó tranquilidad. El Kun le dejó su lugar a Lucas Biglia en los últimos minutos de la victoria por 2-1 de la Albiceleste.

En la gran final del 13 de julio, Messi jugó de arranque y tuvo una chance favorable en el inicio del complemento, pero su remate cruzado se fue afuera. Agüero, quien sufrió problemas físicos al igual que Di María, reemplazó en el entretiempo a Ezequiel Lavezzi y vio la amarilla.

Para Nicolás Tagliafico el recuerdo es más grato. El lateral levantó la Copa Sudamericana que ganó Independiente el 13 de diciembre de 2017, al empatar 1-1 ante Flamengo, al que había vencido 2-1 en Avellaneda.

El capitán del Rojo tuvo que esforzarse para contener a Vizeu, Lucas Paquetá y a Everton. Para colmo, en el segundo tiempo entró el cuarto delantero: nada menos que Vinicius Junior, la actual estrella de Real Madrid. Finalmente, el gol de Ezequiel Barco consagró al conjunto de Ariel Holan.

"Todos te hablan del mítico Maracaná y es verdad, hay una vibra diferente ahí. Volver va a ser muy lindo, me trae muy buenos recuerdos", declaró hace unos días el jugador de Ajax.

Cuatro integrantes del plantel de Scaloni ya saben lo que significa jugar en el Maracaná. Para el resto será una experiencia especial, soñada. El deseo de todos es que no quede solo en Venezuela y que pueda repetirse dentro de unos pocos días.