<
>

CSF repartirá 1.4 millones entre River y Boca por la final

play
IMPERDIBLE: a Gallardo le preguntaron por el TAS y se murió de risa... (0:59)

El entrenador de River fue consultado por la apelación de Boca tras la final de la Copa Libertadores: su respuesta, única y un poco osada. (0:59)

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) anunció este viernes en un comunicado que repartirá 1,44 millones de dólares a los argentinos Boca Juniors y River Plate para financiar mejoras en la seguridad de sus respectivos estadios de Buenos Aires.

La institución explica que el dinero es el "remanente" de la final de la Copa Libertadores de 2018, que ambos clubes disputaron en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid (España) en diciembre de ese año, tras ser suspendido el partido de vuelta de la final en Buenos Aires por los disturbios generados por los hinchas.

El dinero, que será repartido a partes iguales, "está condicionado a la estructuración, presentación y aprobación de un programa que implique la mejora de la seguridad en los estadios y sus alrededores", puntualiza el comunicado.

Añade que el objetivo es el de "aumentar las medidas para combatir la violencia en los estadios y disuadir posibles situaciones críticas que atenten contra la práctica del deporte de forma pacífica y armoniosa".

El partido de vuelta entre River Plate y Boca Juniors de la final de la Libertadores del 2018 fue suspendido y después disputado fuera de Argentina, precisamente, por los actos violentos que protagonizó la hinchada del Millonario, que atacó el autobús del club xeneize, hiriendo a varios jugadores, a su llegada al estadio Monumental de Buenos Aires.

Finalmente, la Conmebol decidió que el partido se jugara en Madrid, en el estadio Santiago Bernabéu. River Plate se alzó con la copa tras vencer 3-1 a Boca Juniors.

Al respecto, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, resaltó según el comunicado que "como clubes líderes del fútbol sudamericano, River Plate y Boca Juniors tienen una responsabilidad hacia sus hinchas de promover que la fiesta del fútbol se celebre dentro de los valores deportivos".

Añadió que confía en que ambos equipos "asuman este compromiso y desafío con firmeza".

El monto a repartir surge de los 10,83 millones de dólares que recaudó la Conmebol por la venta de entradas para la final disputada en la capital española, de los que gastó 9,38 millones que incluyen en impuestos (4,06 millones), gastos operativos (3,01 millones) y logística, transporte y alojamiento de los clubes (2,31 millones), según los datos facilitados por la entidad.