<
>

Tri llega a Denver con retraso, pero sin sobresaltos

play
La Selección Mexicana ya está en Denver (1:07)

Guillermo Ochoa, Andrés Guardado y Jonathan dos Santos de los más solicitados para los autógrafos. (1:07)

LOS ÁNGELES -- Con retraso, pero sin sobresaltos. México ya se encuentra en Denver, albergado en el suburbio de Westminster. Y llegó en un ambiente de calma casi similar al choque del sábado en el Rose Bowl.

Con la tranquilidad que genera un 7-0, aún ante Cuba, aún en Copa Oro, la selección del Tata Martino agrega el saldo blanco tras el juego de apertura en la competencia de Concacaf. Y eso, tener a los médicos sin chamba extra, es paz para el cuerpo técnico.

Este lunes trabajará jornada completa, con posible acceso parcial a los medios, amparado el entrenador argentino en la devoción que tiene por consolidar al grupo base para la competencia y para las eliminatorias en su momento.

Una veintena de aficionados se acercó al hotel del Tri. Algunos ya tienen boleto para el juego ante Canadá. Y otros, se conformaron con acercarse, verlos, tomarse fotos con algunos de ellos, porque son tiempos de vacas flacas.

Varios jugadores se acercaron a saludar efusivamente a Christian Chaco Giménez, quien ahora agregado a labores de comentarista, repartió intensos abrazos, y en especial musitó algo a Néstor Araujo, quien carcajeaba.

Por lo pronto, ya el sábado, el Tata Martino puso fin a los temblores de algunos, que temían una jornada de rotaciones ante Canadá, como secuela de otros tiempos.

''No pretendo hacer cambios masivos, quiero consolidar este grupo'', dijo Martino respecto al plantel que plantará anta Canadá, cuyo cuerpo técnico se guardo seis titulares en su debut, al golear a Martinica.