<
>

Larriera, la falta de eficacia en las áreas y el impacto del gol tempranero en el plan de juego

Mauricio Larriera habló en conferencia de prensa luego de la derrota de Peñarol por 2 a 1 en el Campeón del Siglo ante Athlético Paranaense por la ida de las semifinales de la Copa CONMEBOL Sudamericana. El entrenador dijo que tenían un plan para el partido, pero que este se vio muy afectado por el gol recibido antes de los dos minutos.

“Estuvimos medio grogui en un momento, logramos reponernos y tomar el control del partido. En las estadísticas tuvimos un nivel altísimo de posesión, sí estuvimos un poco apurados, pero llegamos al empate. Nos costó en su momento entrar en el partido”, indicó.

Larriera también dijo que creía que Peñarol jugó apurado, y que le faltó eficacia. “Se puede jugar muy bien entre área y área, pero hay que ser eficaz para defender nuestra área y atacar en la del rival. Ellos creo que tuvieron dos o tres remates y nosotros llegamos montón de veces, nos faltó eficacia y tranquilidad”, señaló. A su vez, mencionó que “hay que volver a acostumbrarse a la normalidad” de jugar con público, algo que, según dijo, “es muy positivo en algunos aspectos”, pero a veces, “puede llegar a acelerarnos y hacernos más ansiosos de lo normal”.

El entrenador explicó que tenían estudiado al rival y que se logró ejecutar gran parte de lo planificado, pero que el gol tan tempranero les cambió todo. Sin embargo, Larriera dijo que igualmente había quedado “contento, satisfecho y tranquilo con lo combativo del equipo, y que fue a buscarlo siempre sin olvidarse de lo que los trajo hasta acá”.

Consultado sobre si el resultado había sido justo según las acciones de juego, Larriera dijo que ya no creía en la justicia del fútbol. “Sí creo que tuvimos el control del partido, hubo unas cuantas oportunidades de convertir e incluso de empatarlo, y hasta de pasar adelante. No alcanzó, al no ser eficaces en las áreas, sobre todo en el primer gol que tuvo un cúmulo de errores en el inicio de partido”, explicó.

El DT también explicó que eligió sustituir a Jesús Trindade porque “estaba con amarilla y en un lugar que estaba bastante complicado, que era el corazón del equipo junto con los centrales”, y decidieron que no debían arriesgar a que fuera expulsado. Por su parte, dijo que cambió a Walter Gargano “por razones tácticas, y en cierta forma, sanitarias”.

A su vez, el entrenador habló de qué buscó con la entrada de Nicolás Gaitán en lugar de Gargano, y dijo que buscaba darle más profundidad y organización al ataque, así como más tranquilidad en los últimos metros de la cancha. “Con Gaitán esperamos que con su asociación con Torres, Álvarez, Canobbio y Ceppellini íbamos a encontrar más claridad para intentar llegar al gol”, comentó.