<
>

Hizo saltar la banca

YOKOHAMA -- Con un cambio oportunísimo del estratega Alex Braga y una actuación sin fallas del veterano arquero Clemer, Internacional de Brasil venció el domingo por 1-0 a Barcelona y se coronó campeón Mundial de Clubes.

Una vez más funcionó la varita mágica de Braga cuando Adriano, que había entrado minutos antes, recibió de Iarley y con tiro esquinado decretó la victoria del campeón sudamericano sobre el monarca de Europa faltando ocho minutos para el pitazo final.

También en semifinales, los "colorados" habían vencido al campeón africano Al Ahly por 2-1 con gol de Luiz Adriano pocos minutos después de entrar.

Inter justificó su victoria por su mejor actuación como equipo, mientras el Barcelona, que había deslumbrado en semifinales con una goleada de 4-0 ante América de México, sólo tuvo chispazos individuales de Ronaldinho y compañía.

Ronaldinho, que estuvo cerca del empate en el minuto final, terminó con los ojos empañados en lágrimas.

Internacional arrancó mejor y llevó más peligro en los primeros minutos.

A los 11 minutos Ceara ejecutó un tiro libre desde la derecha y Alexandre Pato, ganándole en el salto a Gianluca Zambrotta, cabeceó alto.

A partir del cuarto de hora Barcelona tomó control ded las acciones pero sin mayor profundidad ya que la defensa sudamericana cerró muy bien los espacios.

Enseguida fue el mismo Zambrotta quien se fue al ataque, sin consecuencias.

A los 19 se produjo la jugada más peligrosa hasta el momento cuando Giovanni van Brockhorst recibió de Iniesta y lanzó un furibundo remate que rechazó Clemer, Ronaldinho la tomó por la izquierda y disparó muy esquinado y la pelota salió afuera.

A los 25, Deco entregó al islandés Eidur Gudjonsen y éste remató de derecha desviado dentro del área grande.

Sobre los 29, Clemer volvió a responder bien ante un tiro libre envenenado de Ronaldinho que se desvió ligeramente en la barrera. El veterano arquero contuvo justo sobre la línea haciéndose un ovillo.

Y a los 38 Wellington Monteiro habilitó a Indio, cuyo remate salió afuera.

A los 60, el técnico del Internacional, Alex Braga, repitió el cambio del partido anterior contra Al Ahly, de Egipto: salió Alexandre Pato, de 17, y entró Luiz Adriano, de 19. Pero el cambio decisivo sería el del otro Adriano, quien sustituyó al capitán Fernandao.

A los 73, Deco recibió en el medio y entregó a Xavi, quien a la carrera sacó un disparo que atajó Clemer, y casi enseguida el mismo Xavi enloqueció a la defensor internacionalista con gambetas endiabladas por la derecha.

A los 82 Iarley robó una pelota, eludió al capitán Carlos Puyol y se la entregó a Adriano, quien encaró hacia el arco y con un remate esquinado abrió el marcador.

Tres minutos más tarde Ronaldinho tuvo una excelente ocasión de empatar con un tiro libre cerca de la línea del área que se fue desviado lamiendo el palo derecho del arco rival.

Sobre el final, Ronaldinho bombeó un centro a Iniesta y Clemer contuvo esforzándose.