<
>

Lanús sigue con vida al vencer con lo justo a Blooming, ya eliminado

BUENOS AIRES (DyN) -- Lanús festejó el triunfo 1-0 ante Blooming de Bolivia, ya eliminado, que lo mantiene en carrera en el Grupo 4 de la Copa Santander Libertadores, pero deberá mejorar mucho si es que pretende ingresar a los octavos de final.

En el Estadio Néstor Díaz Pérez y por la cuarta fecha, el gol lo consiguió el delantero paraguayo Santiago Salcedo, de penal, a los 16 minutos de la primera parte.

Con este resultado el conjunto granate sigue tercero en la zona, pero evitó que se le escaparan los líderes Libertad (de Paraguay) y Universitario (de Perú), que le llevan dos unidades de ventaja.

La formación boliviana ya está sin chance en esta competencia internacional, puesto que carece de puntos. El primer tiempo fue bastante pobre por la producción de ambos equipos.

Si bien Lanús salió con la obligación de ganar para seguir con posibilidades de pasar de ronda, se mostró carente de ideas a la hora de atacar y a la vez impreciso, fundamentalmente porque no le dio resultado el nuevo dibujo táctico, 3-4-1-2, escogido por Luis Zubeldía.

El mediocampo del granate estuvo compuesto por cuatro volantes en línea y Sebastián Blanco, suelto, fue el encargado natural de entregarle la pelota a los delanteros, pero así y todo las situaciones de peligro escasearon.

Faltó cohesión entre los volantes y los atacantes locales, por lo que tuvo poco trabajo el arquero Andrés Genio. De todos modos, Blanco con sus intentos individuales fue el hombre más punzante de los sureños. En el anfitrión también fue importante el equilibrio que aportó Agustín Pelletieri.

La primera chance para el Lanús llegó por un centro desde la derecha de Hernán Grana, a los 13 minutos, que Salcedo conectó de volea en la medialuna para exigir a Genio, quien tuvo que volar hacia su izquierda para sacar la pelota por última línea.

Dos minutos más tarde, Blanco puso segunda marcha por la izquierda y envió el centro al medio del área mayor para la entrada de Gonzalo Castillejos, pero el ex Rosario Central fue derribado toscamente por el brasileño Fabricio Brandao, por lo que el árbitro chileno Patricio Polic sancionó como correspondía la pena máxima.

Salcedo se hizo cargo de la ejecución y colocó el balón de manera precisa abajo y a la izquierda del arquero. A partir de entonces abundaron las imprecisiones en ambos bandos y Lanús fue incapaz de aumentar la diferencia.

Primero Salcedo entró por el medio del área y remató exigido ante la salida del guardavalla. Ya en tiempo de descuento del capítulo inicial Castillejos cabeceó en forma deficiente un tiro libre de Maximiliano Velázquez desde la derecha. Esa fue una gran oportunidad porque Lorgio Alvarez habilitaba a todos sus rivales.

El segundo período fue deslucido, porque Lanús se limitó a tomar recaudos y por lo general se tornó impotente de mitad de cancha hacia adelante.
Por su parte, Blooming buscó el empate, pero se lo notó limitado, más allá de que mostró orden y prolijidad.

Al visitante le faltó profundidad y eso le permitió a Lanús obtener los tres puntos que lo mantienen en carrera, pero demasiado complicado, fundamentalmente por su nivel, que de momento es insuficiente para tener grandes pretensiones.

Este partido de la cuarta jornada del Grupo 4 de la Copa Libertadores se disputó en el estadio Néstor Díaz Pérez, de Lanús, ante 12.000 espectadores.