<
>

Cumple Estados Unidos y accede a su cuarta final al hilo en Copa Oro

HOUSTON (Notimex) -- La selección de Estados Unidos hizo válidos los pronósticos y, por cuarta vez consecutiva, se convirtió en finalista de la Copa Oro de la Concacaf, al vencer por la mínima, 1-0, a su similar de Panamá.

El gol del triunfo, fue obra de Clint Dempsey, que hizo vibrar el Reliant Stadium a los 77 minutos.

Ahora, los estadounidenses se mantienen a la espera de su rival, el cual saldrá de la otra semifinal, misma que será protagonizada en este mismo escenario por los representativos de México y Honduras.

Los canaleros mostraron una cara completamente diferente a la que brindaron en la fase de grupos, donde se impusieron 2-1 a su rival de hoy, al que en esta ocasión respetaron de más y en lugar de atacar se mantuvieron replegados.

Debido a esto, el cuadro de las barras y las estrellas fue el que controló el esférico, sin embargo, no logró generar mucho peligro debido al buen orden de los panameños, que supieron cerrar muy bien todos los espacios.

Fue hasta los 24 minutos que los estadounidenses pusieron a sudar a sus oponentes, cuando Juan Agudelo, habilitado por Steve Cherundolo, remató con la cabeza desde el centro del área, pero con demasiada fuerza, motivo por el cual el balón picó de más y se estrelló en el ángulo izquierdo.

Para el complemento, el técnico local Bob Bradley, decidido a romper el cero, mandó al campo a su experimentado delantero Landon Donovan, mientras los dirigidos por Julio César Dely Valdés continuaron atrás y optaron por jugar al contragolpe.

Los anfitriones siguieron sin poder superar a la llamada marea roja, que cada vez llegó más al área rival, la más clara al 70, cuando un rápido Cooper disparó con la zurda al marco defendido por Tim Howard, quien alcanzó a desviar con una mano.

Justo cuando estaban más al acecho, un error en el mediocampo propició el único tanto del encuentro, los norteamericanos no lo desaprovecharon y Donovan recibió un pase a profundidad y asistió a Dempsey, quien con una barrida se anticipó a su marca para definir con la pierna izquierda, a los 77 minutos.

De esta manera, los de casa obtuvieron su revancha y eliminaron a los panameños, quienes no lograron repetir la hazaña, pero superaron lo conseguido en 2007 y 2009, cuando cayeron en los cuartos de final.

El árbitro del cotejo fue el surinamés Enrico Winjaarde, quien tuvo una regular actuación. Mostró cartón preventivo a Armando Cooper, Luis Henríquez y Gabriel Gómez, por los visitantes, mientras Carlos Bocanegra recibió la amarilla por los de casa.