<
>

Rosario Central es campeón de la B Nacional

ROSARIO (DyN) -- Rosario Central se consagró este sábado campeón de la Primera B Nacional al batir al Deportivo Merlo 1-0 en el Gigante de Arroyito.

Javier Toledo, de cabeza, a los 13 minutos del segundo tiempo, fue el factor determinante para que la fiesta de los Canallas se tornara completa, dado que el ascenso se había asegurado con antelación, pero la coronación se postergó de fecha en fecha hasta llegar a
ésta, la última.

De este modo, el equipo de Miguel Angel Russo fue el campeón y lo acompañarán en su camino de regreso a la Primera División el escolta Gimnasia y Esgrima La Plata y el tercero, Olimpo.

Este revés marcó a su vez el descenso de Deportivo Merlo a la Primera B metropolitan y la salvación de los otros dos elencos que estaban muy comprometidos, Crucero del Norte e Independiente Rivadavia. El que ya había perdido la categoría fue Nueva Chicago.

Unas 36 mil personas presenciaron en el Gigante el cotejo que marcó el cierre de la temporada con una victoria y la vuelta olímpica.

Pero no fue tan fácil, la alegría definitiva se hizo esperar y por pasajes pareció que la corona la iba a perder Central y se la iba a poner Gimnasia, dado que el Lobo empezó a prevalecer con celeridad sobre Sarmiento, al que finalmente goleó 3-0 en el Estadio Ciudad de La Plata. Central, pese a que tenía la obligación de ganar, durante todo el primer segmento fue incapaz de doblegar la resistencia de Merlo, que se aferraba a la subsistencia en la B Nacional.

El conjunto del oeste bonaerense esperaba bien parado atrás y se preparaba para buscar un gol de contraataque.

El visitante contó con una situación más clara a los 14 minutos, con un remate de Mauro Pajón desde fuera del área que tapó a medias Manuel García, porque se le escapó la pelota y se le fue al córner.

Central respondió a los 16 con Naheul Valentini, quien a la altura del punto penal no logró definir porque lo tapó un defensor.

Hasta el cierre de esa etapa inicial el local dispuso de la pelota, pero sin profundidad.

Igual generó un par de situaciones importantes, en los pies de Toledo, Hernán Encina y el paraguayo Néstor Bareiro, pero terminaron todas muy cerca de los postes de Matías Giordano.

El segundo período había comenzado con una situación parecida a la anterior, pero todo cambió a partir del cabezazo certero de Toledo, en el minuto 13, cuando aprovechó el centro que mandó desde la izquierda Jesús Méndez.

El ingreso de Federico Carrizo por Bareiro también contribuyó para que mejorara el auriazul puesto que con el recién ingresado se consiguió una mayor movilidad.

En la media hora final Central esperó a su necesitado adversario en la mitad de la cancha y desde allí abortó todos sus intentos.

Así para Central se acabo la pesadilla en el fútbol de ascenso, mientras que Merlo fue la contracara, porque intentó conservar la plaza, pero perdió y ese revés le costará una vuelta a la B Metropolitana.