<
>

Lanús empató con Tigre y no pudo llegar a la cima

BUENOS AIRES -- Lanús apenas logró empatar hoy con Tigre 0-0 en condición de visitante y no pudo alcanzar la punta del torneo Final, que sigue en poder de Newell's Old Boys de Rosario.

Si bien el elenco "Granate" mantuvo el invicto en el certamen, desperdició una oportunidad inmejorable de trepar a lo más alto de la tabla de posiciones frente a un equipo que llegaba cansado, tras ser eliminado el jueves de la Copa Libertadores.

Más allá de esta última circunstancia, la escuadra de Victoria fue más ambiciosa y cerca estuvo de llevarse el triunfo en el final del partido.

Tras el cierre de la jornada, todo quedó igual que al inicio de la misma. Newell's Old Boys sigue mandando con un punto de ventaja sobre Lanús, mientras River sigue tercero a tres unidades de los rojinegros.

Empezó mejor Tigre ante un Lanús que tardó en acomodarse y se replegó sobre su meta. Los de Victoria fueron los que manejaron la pelota y llegaron con centros al área y disparos de media distancia.

La chance más clara para el conjunto de Néstor Gorosito llegó sobre la media hora con un remate de media vuelta de Leandro Leguizamón desde fuera del área, que el arquero Agustín Marchesín frustró desviando la pelota al corner.

En el tramo final de la primera etapa se activaron las conexiones del elenco "Granate" que pudo transformar los breves momentos de posesión que tuvo de ahí hasta el final en las situaciones de gol más peligrosas del primer tiempo.

La más propicia tuvo lugar a los 35 cuando Silvio Romero habilitó a Diego González y este perdió en el mano a mano ante Damián Albil. Y sobre los 41 hubo un penal no sancionado por el árbitro Patricio Loustau que Lucas Orban le cometió a Fernando Barrientos cuando el volante se escapaba por derecha.

El segundo tiempo fue más desprolijo y frío que el primero. Lanús no encontró la pelota y mantuvo una postura especulativa, dejándole la iniciativa al juego de Tigre que nunca rindió buenos frutos.

No obstante, fue el conjunto granate el que amenazó primero con Cristian Chávez, quien al cabo de una buena jugada colectiva definió tibiamente a las manos del arquero.

En los cinco finales los dos se animaron. A los 41 Tigre estuvo a punto de encontrar un premio a su insistencia cuando Gabriel Peñalba "cuchareó" la pelota por encima de la última línea visitante y dejó a Kevin Itabel solo frente al arquero, pero el atacante pifió su remate.

A dos del final del tiempo reglamentario lo tuvo Mario Regueiro con un remate que salvó Albil al corner con lo justo. Y en la última bola de la noche Matías Pérez García sacó un zurdazo mordido que pegó en el palo izquierdo del arco de Marchesín y Oswaldo Vizcarrondo logró tomar el rebote y despejar.

Ninguno acertó y la noche murió con un pálido empate.