<
>

Nicolás Castillo impulsó la victoria de América

MÉXICO (Ricardo Cariño | ESPN Digital) -- Con un contundente 4-2 de América sobre Monterrey en el Estadio Azteca fue como el equipo azulcrema comenzó su vuelo en el arranque del Apertura 2019.

La ofensiva azulcrema salvó esta noche a una defensa que padeció los embates del equipo regiomontano, el cual aprovechó los errores de marcación y que de no ser por el arquero Agustín Marchesín el resultado pudo haber terminado de otra manera.

Los visitantes capitalizaron un mal saque hasta el centro del campo, el cual fue tomado por Dorlan Pabón, quien aprovechó la mala marcación de Emmanuel Aguilera y Jorge Sánchez para tocar en largo a Rogelio Funes Mori. El argentino no perdonó y puso el primer tanto de la noche en solo ocho minutos.

Aunque el equipo dirigido por Diego Alonso dominaba el esférico, Carlos Rodríguez cometió una falta sobre Renato Ibarra, por lo que desde los 11 pasos el chileno Nicolás Castillo se encargó de igualar el electrónico con un penal dramático, ya que Marcelo Barovero alcanzó a tocar la redonda, pero lo tuvo la fuerza para atajarlo.

El mejor hombre que tuvo en ataque esta noche el conjunto capitalino fue Ibarra, quien nunca pudo ser frenado por Leonel Vangioni y el primer tanto fue un centro al área que Mateus Uribe impactó de cabeza y colocó en el ángulo superior izquierdo.

El conjunto regiomontano circuló la redonda a lo ancho del centro del campo y con la permisividad de una media azulcrema que contempló y no salió la presión con Francisco Córdova. Esto fue aprovechado por los visitantes. Stefan Medina envió un centro en largo al corazón del área que fue rematado por Avilés Hurtado y contemplado por Bruno Valdez y Aguilera.

La zaga de Rayados se metió en problemas al minuto 34 con un balón que fue mal rechazado y quedó en posesión de Nico Castillo. El chileno no pudo derrotar a Barovero en el mano a mano y perdió la oportunidad de lograr un doblete.

América se hizo del juego desde el inicio de la segunda parte. Ibarra volvió a aparecer y centró a Nico, quien con audacia se adelantó a los defensas y cabeceó para el 3-2 y regresarle la ventaja a los suyos.

Pabón vivió una mala tarde con dos atajadas claves que realizó Marchesín, las dos con balones cruzados y rasos, pero el sudamericano lució y se llevó los aplausos de su afición.

Roger Martínez se encargó de convertir el resultado en goleada al aprovechar un rechace de Barovero. El colombiano recibió, enganchó al centro del campo y metió un tiro fortísimo que fue imposible de atajar para el portero.

Ni las entradas de Rodolfo Pizarro, ni Jesús Gallardo fueron suficientes para derrumbar a una zaga que con problemas mantuvo el marcador hasta los últimos instantes.