<
>

Eduardo Aguirre le otorga el triunfo a Santos ante unos inconsistentes Tigres

Eduardo Aguirre ayudó con dos goles para el triunfo de Santos, que llegan a la novena posición de la tabla general. GettyImages

TORREÓN -- Santos tomó una bocanada de oxígeno luego de vencer con un doblete de Eduardo Aguirre, 2-1 a Tigres, los cuales volvieron a sufrir en la cancha del TSM, aduana que se ha convertido en un territorio complicado desde 2011.

La primera media hora de juego se convirtió en un juego de ida y vuelta debido a la obligación de ambas escuadras por sacar el triunfo en la jornada 6.

Los regiomontanos cuentan con velocidad, talento y remate, pero volvieron a sufrir la falta de contundencia, especialmente de parte de Enner Valencia, quien a lo largo de la noche sufrió para conservar su relación con el gol, racha que rompió sin anotar después de varios meses apenas el partido pasado.

Los felinos lucieron frustrados, ya que en la primera mitad mandaron dos remates a los postes, lo que hubiera significado irse al medio tiempo con la ventaja en el marcador.

Por parte de Santos apareció un héroe inesperado, Eduardo Aguirre. El juvenil logró sus primeros dos tantos en Liga MX ante uno de los equipos más fuertes.

Brian Lozano desbordó por la banda derecha y metió un centro al canterano de los Guerreros, quien vio su primer tiro atajado por Nahuel Guzmán, pero en el contrarremate fue contundente y celebró su primer tanto en Primera División.

Los Tigres tomaron control del balón en los primeros 20 minutos, tocaron a puerta de manera insistente, pero la zaga y el cancerbero Jonathan Orozco frustraron cada acción.

Santos aprovechó los espacios, y Lalo y Lozano se encargaron de volver loca a la defensiva del equipo universitario.

Aguirre nuevamente fue contundente dentro del área, ya que luego de un centro de Josecarlos van Rankin no dudó en dar un fuerte cabezazo para poner el 2-0.

Luego de diversas ocasiones los Tigres obtuvieron la recompensa con la anotación de André-Pierre Gignac, quien sin marca mandó la pelota a la portería y meter a su equipo de lleno al cotejo.

Los cambios de parte de Tigres no pudieron lograr el empate, mientras que en el banquillo Ricardo Ferretti no podía ocultar su molestia y desesperación por ver que su escuadra fue incapaz de llevarse un solo punto a casa.

Santos llegó a ocho puntos, uno más que Tigres.