<
>

El Real Oviedo recibe a la primera familia de refugiados de Ucrania

Un de los jóvenes que jugaba de portero en Ucrania hasta el estallido del conflicto, estará junto al resto de jugadores internacionales que el club

El Real Oviedo ofreció su residencia para acoger a niños y niñas desplazados por la invasión de Ucrania y su iniciativa fue atendida al momento por su exportero ucraniano Andriy Lunin, actual guardameta del Real Madrid, natural Krasnohrad: ya está en el Principado la primera de las tres familias a las que acogerá el club.

Tras la invasión, el club de fútbol español -que milita actualmente en la Segunda División- no dudó en ofrecer su residencia para jugadores, pero tras ponerse en contacto con Lunin, la entidad trabajó para ir más allá y no acoger sólo a los niños y niñas, sino también a los miembros de sus familias que lo hacían junto a ellos.

Así, ha llegado a Asturias en las últimas horas la primera de esas familias, compuesta por un chico de 14 años y su madre, y está previsto que en cuanto sea posible lleguen otras dos en las que los pequeños también vienen acompañados por mujeres de su familia: madres, abuela y hermana.

El joven, que jugaba de portero en su país hasta el estallido del conflicto, residirá en FUNDOMA junto al resto de jugadores internacionales que el club tiene en tierras asturianas y lo hará en un lugar donde este mismo año ya habían compartido dinámica, actividades y convivencia otros niños de su misma nacionalidad.

La de este chico y su madre, que llevaban más de diez días caminando para poder salir del país, es una de las muchas peticiones de ayuda que tiene Lunin y el Oviedo no ha dudado en dar respuesta trabajando desde primera hora en dar también una solución a las familias.

La entidad carbayona se hará cargo del alquiler de un piso donde estas mujeres puedan alojarse, y han sido los miembros de la primera plantilla y el cuerpo técnico quienes se han hecho cargo de que no falte de nada en ese nuevo hogar, dotándolo del menaje necesario.

"Nuestra casa es vuestra casa, os cuidaremos como la gran familia que somos", escribió en sus redes sociales el club, que organizará también la ayuda que puedan dar sus aficionados en los próximos días de cara a que no les falte nada a quienes llegan a la capital asturiana dejando toda su vida atrás.

Artur, un niño ucraniano refugiado en Valencia, hizo el saque de honor

Artur Chupyra, un niño ucraniano refugiado en Valencia como consecuencia de la guerra de su país, hizo el saque de honor en el encuentro Levante-Espanyol, que se disputa este sábado en el estadio Ciutat de València como homenaje a todos los niños de su país afectados por el conflicto.

El niño ucraniano, que se encuentra acogido por una familia de seguidores del Levante que le acompañaron al estadio, fue aplaudido por la afición, el equipo arbitral y los jugadores de ambos conjuntos.

Artur llegó a Valencia esta semana tras huir de la guerra en Ucrania y que este viernes ya estuvo en el Ciutat de València, donde saludó a los jugadores, en especial a Roger Martí, uno de sus ídolos, ya que al haber visitado València en otras ocasiones estaba familiarizado con el equipo.

Rescatado junto a su familia en Bucha, se trasladó a Kiev y desde allí, primero en tren y luego en un autobús llegó esta semana a Valencia.