<
>

"El número estaba libre y me hizo ilusión": Mariano

MADRID -- Mariano Díaz se ha convertido oficialmente en el último canterano en “volver a casa” en el Real Madrid. Y con honores, pues llevará el dorsal número ‘7’ que ha dejado libre Cristiano Ronaldo y el de mayor relevancia para los merengues en las últimas cuatro décadas.

El dominicano nacido en Barcelona, se dijo “ilusionado” con llevar el mismo dorsal que en su día portaran “las leyendas” Juanito, Butragueño, Raúl y Cristiano Ronaldo, aunque ha restado relevancia a su peso histórico.

“El tema del dorsal no es lo más importante. Estaba libre y me hizo ilusión. Para mí es un reto y un orgullo llevar el mismo número que todas esas leyendas”, explicó Mariano en rueda de prensa celebrada este viernes en el Santiago Bernabéu después de firmar un contrato con el Real Madrid para las próximas cinco campañas, hasta el verano de 2023.

Mariano, sabe que el número estelar no le confiere automáticamente el mismo papel, pues por delante tiene a tres delanteros de peso: Gareth Bale, Karim Benzema y Marco Asensio.

De ahí que Mariano, si bien afirmó estar viviendo “el día más feliz de su vida”, se ha mostrado cauto a la hora de hablar de sus objetivos como merengue.

“Yo vengo a ser uno más; todos vamos a trabajar. Somos una familia y es lo que cuenta”, dijo el atacante de 25 años.

Tampoco ha querido hacer referencia al papel que jugará en el equipo de Julen Lopetegui. Sin embargo, ha dejado ver que el técnico le ha dejado bien claro lo que quiere de él, pues fue el vasco quien lo convenció de volver pese a tener en la mesa una oferta del Sevilla, donde tendría mayores oportunidades de llegar a titular.

“Julen me llamó; fue también gran parte de ello fue que me llamara y me dijera que contaba conmigo para esta temporada y que estaba contento si yo volvía.

“Es difícil imaginar volver al cabo de un año. Cuando recibí la llamada de Julen estaba súper nervioso y súper contento. Pero aquí estamos porque ellos quieren y yo también”, dijo Mariano.

El delantero de 25 años recordó que ha pasado los años más importantes de su etapa formativa en La Fábrica, desde su llegada en 2011 a las categorías juveniles, hasta 2017, cuando emigró a Lyon en busca de una oportunidad que no tendría en el primer equipo entonces dirigido por Zinedine Zidane y apuntalado por el atacante portugués.

De ahí que no pudiera “decir que no” al Real Madrid.

“Es el club de mis sueños. Si el Real Madrid se interesa por mi yo me debo a este club porque es el que me ha criado. Yo me siento muy contento y eso es lo que me hace estar aquí”, insistió.